Seguidores

martes, 25 de diciembre de 2007

Llegó la Navidad


A todos los amigos y amigas de este blog, deseo que estén viviendo la NAVIDAD con la misma alegría que siento yo ahora, a pesar del cansancio que tengo, pues mi parroquia queda un poco lejos de casa, y he tenido que ir y venir una y otra vez en estos días.

Anoche pusimos una película primero, "El nacimiento", y luego los jóvenes hicieron su representación. A las 12 comenzamos la Eucaristía, muy alegre, con villancicos, palmadas, y un mensaje esperanzador. La calle estaba vacía y silenciosa desde temprano, sin adornos ni luces, pero nosotros queríamos anunciar con fuerza la alegría de Belén, sencilla y pobre, pero fuerte. Hoy celebramos en la mañana, y fueron los niños los que cantaron y actuaron, y ahora en la tarde será el ÁGAPE, donde cada uno llevará su plato para compartirlo, y además se han ofrecido algunos artistas para regalarnos un rato de sano esparcimiento. La comunidad está contenta y yo también.

A la amiga Caridad, gracias por adelantarte y ofrecer algunos datos sobre Bruno Forte; yo sólo sé que era un buen escritor y luego le hicieron obispo, y sus cartas pastorales son muy amenas, con un lenguaje coloquial y cercano. Esta sobre la oración me gustó, por eso se las estoy compartiendo.

A Inés, El libro de Merton sobre los salmos es bien sencillo, y toca el tema más bien de modo general y en un plano más oracional; del Salmo 109 dice que es uno de los más importantes de la liturgia de la Iglesia, y que habla del Cristo triunfante.

Analía y M. José son increiblemente fieles. Mil gracias.

A todos los buenos amigos que van llegando, o van pasando por este blog, muchas bendiciones, y que esta NAVIDAD sea oportunidad para experimentar la eterna novedad de nuestro Dios.

1 comentario:

M. Jose dijo...

Gracias, P.Manuel por tanto detalle precioso; este blog es un regalo del CIELO.
Gracias a Caridad por la información sobre Bruno Forte.
Y una vez más FELIZ NAVIDAD a todos.
Jose

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.