Seguidores

jueves, 27 de agosto de 2015

EL SENTIDO DE LA VIDA

"Nuestra vida, como seres individuales y miembros de una raza atónita y llena de contiendas, nos acucia con la evidencia de que
debe tener algún significado. Una parte de éste se nos escapa; pero nuestro fin en la vida es descubrirlo y vivir de acuerdo con él. Tenemos, pues, algo por lo que vivir. El proceso de la vida, del crecimiento, del desarrollo de la personalidad consiste precisamente en el aumento gradual de la conciencia de lo que es ese algo....

Lo que todo hombre busca en la vida es su propia salvación y la de quienes viven con él. Con la palabra 'salvación' me refiero, ante todo, al descubrimiento pleno de quién es uno en realidad, y después, al cumplimiento de las fuerzas que Dios nos ha dado, en el amor a los otros y a Dios. 

También quiero referirme al descubrimiento de que el hombre no puede encontrarse a sí mismo únicamente en él, sino que ha de encontrarse en los otros y por medio de ellos. Por último, estas proposiciones se resumen en dos líneas del Evangelio... 
también están contenidas en una sentencia de San Pablo: 'Todos somos miembros los unos de los otros'. La salvación de la que hablo no es una cuestión meramente subjetiva o psicológica, una autorealización en el orden natural, sino una realidad objetiva y mística: el encuentro de nosotros mismos en Cristo, en el Espíritu o, si se prefiere, en el orden sobrenatural. Esto incluye, sublimiza y perfecciona la autorealización natural que ella hasta cierto punto presupone, ordinariamente efectúa, y siempre trasciende."

THOMAS MERTONPrólogo. Los hombres no son islas. 

miércoles, 19 de agosto de 2015

RECOGER LOS FRAGMENTOS

"La experiencia interna: lo primero que tienes que hacer antes de empezar siquiera a pensar en algo como la contemplación es tratar de recuperar tu unidad natural básica, reintegrar tu ser,
que se halla dividido en compartimentos, en un todo sencillo y coordinado y aprender a vivir como una persona humana unificada. 
Eso significa que tienes que recoger de nuevo los fragmentos de tu distraída existencia para que, cuando digas 'yo', realmente haya alguien presente que sostenga el pronombre que has pronunciado."

THOMAS MERTON. La experiencia interna. Publicado en la  Revista Cistercium 212 (1998). 

jueves, 13 de agosto de 2015

COMPASIÓN

"¿Cuál es mi nuevo desierto? Su nombre es compasión. No existe
yermo tan terrible, tan bello, tan árido y tan fructífero como el yermo de la compasión. Es el único desierto que verdaderamente florecerá como el lirio. Se convertirá en un estanque. Echará brotes y florecerá y saltará de gozo.
En el desierto de la compasión, la tierra sedienta ve brotar fuentes de agua, el pobre posee todas las cosas. No existen fronteras que controlen a los moradores de la soledad, en la cual yo vivo solo, tan aislado como la Hostia sobre el altar que, siendo el alimento de todos los hombres, pertenece a todos y no pertenece a nadie, porque Dios está conmigo y se asienta en las ruinas de mi corazón, perdicando el evangelio a los pobres."

THOMAS MERTON. Diarios I. 29 de noviembre de 1951. 




jueves, 6 de agosto de 2015

MERTON Y LA CENSURA

"Mis escritos sobre la paz han sido interrumpidos bruscamente. Me han dicho que no escriba más sobre estos temas. Peligrosos,
subversivos. perjudiciales, ofensivos para los oídos piadosos, y equívocos para los buenos católicos que están todos en paz con la agradable idea de que entre todos nosotros deberíamos barrer a Rusia de la faz de la tierra. ¿Por qué preocupar a toda esa gente?"
 Carta a Daniel Berrigan. 7 de diciembre de 1962.

"En nombre de los muertos, y en cartas envueltas en pergaminos, nos dicen que nuestra vida consiste en la pacífica y piadosa meditación de las Escrituras y en un silencioso retiro del mundo. Pero si uno lee los profetas con los ojos y los oídos abiertos, no puede por menos de reconocer su obligación de gritar bien fuerte sobre la voluntad de Dios, sobre la verdad de Dios y la justicia del hombre para con el hombre."
Conjeturas de un espectador culpable

"Se supone que el monje está en armonía con la dimensión interna espiritual de la cosas. Si no oye ni dice nada, entonces la renovación (de la Iglesia) en su conjunto puede estar en peligro y quedar completamente estéril. Pero esas mentes autoritarias creen que la función de los monjes es no ver ni oír dimensión nueva alguna, sólo para mantener los puntos de vista existentes....La función del monje...entonces consiste sólo en afirmar su total apoyo al oficialismo."
Carta a Jim Forest, 29 de abril de 1962. 

"Mi tarea particular en la Iglesia y en mi mundo ha sido la del explorador solitario que, en lugar de subirse a todos los vagones
de los ganadores a la vez, se ve obligado a buscar las profundidades esenciales de la verdad en su silencio, en sus ambigüedades y en aquellas certezas que yacen más profundas que los fondos de la ansiedad...Es una especie de vida submarina en la que la fe, a veces misteriosamente, toma forma de duda cuando, de hecho, uno ha de dudar y rechazar paliativos convencionales y supersticiosos que han ocupado el lugar de la fe."
Faith and Violence. 

THOMAS MERTON. Escritos Esenciales. Sal Terrae 2006 

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.