Seguidores

lunes, 20 de marzo de 2017

PALABRAS. (CUARESMA CON MERTON 3)

" Para ser auténtica, la religión contemporánea tiene que eludir prácticamente toda definición religiosa. Porque ha habido infinitas definiciones, infinitas descripciones, y las palabras se han convertido en dioses.  Hay tantas palabras, que no podemos acercarnos a Dios mientras lo concibamos mediatizado por las palabras... Cuando se le fuerza rigurosamente a ubicarse más allá de las palabras, estas se multiplican como moscas y la religión se convierte en un enorme zumbido, muy rentable, muy sagrado, muy falso. 
Tratamos de escapar con gestos de autenticidad 
que no llevan a nada. 

Todo nuestro ser debería ser un gesto que no pueda describirse con palabras. Esa es la esencia de la fe. La base que hace posible otras dimensiones del creer. Nada fuera de eso. Todo mi ser tiene que ser un “sí” y un “amén” y una exclamación inaudible. Solo después tiene sentido el exclamar, aunque incluso después sigue sin tener sentido. Nuestros gestos tendrían que ser parte de la misma exclamación muda. … 
¡Ay! ojalá entendiéramos que no deberíamos decir nada.
Las palabras solo tienen sentido cuando son espontáneas y libres."

THOMAS MERTON, 10 de abril de 1965 



Continuamos con el libro TROPIEZOS CELESTIALES de Roger Lipsey.  Editorial MAITRI.  Su segundo capítulo son 34 reflexiones tomadas de diferentes textos de TM, que acompañan algunos de sus dibujos y grabados. Está siendo un buen compañero para esta Cuaresma, y estamos compartiéndolas en varias entradas.

lunes, 13 de marzo de 2017

PUERTAS. (CUARESMA CON MERTON 2)



"Las tres puertas (una sola puerta). 

1. La puerta del vacío. De lo que no está en ninguna parte. De la ausencia de un lugar para el yo, que un yo no puede atravesar. Y que, por lo tanto, no le sirve a quien va en busca de un lugar. ¿Es o no es una puerta? Es puerta que no es puerta.

2. La puerta sin letrero, sin indicaciones, sin información. Sin nada que la defina. De la que, por ese mismo motivo, nadie puede decir “¡Esta es! ¡Esta es la puerta!” No se la reconoce como puerta. No hay nada que conduzca a ella. “No somos eso, pero aquí está la puerta”. No hay letrero que indique la salida y es inútil buscar indicaciones. Toda puerta con un letrero, toda puerta que se proclame puerta no es la puerta. Pero no busquen un letrero que diga “Esta no es la puerta”. Ni tampoco uno que diga “Esta no es la salida”.

3. La puerta que no responde a un deseo. No deseada. La puerta no prevista. Jamás deseada. No querida. No deseable como puerta. Ni una broma ni una trampa. No selecta. No exclusiva. No para unos pocos. No para muchos. No puerta hacia algo. Puerta sin propósito. Puerta sin fin. Puerta que no se abre con llave; no piensen que tienen una llave. No tengan esperanzas de tenerla. No sirve de nada preguntar, pero hay que hacerlo. ¿Quién? ¿Para qué? Si pidiéramos una lista de todas las puertas existentes, esta es la que no figuraría en la lista. Si preguntáramos los números de todas las puertas, esta es la que no tendría número. No se engañen pensando que esta puerta es simplemente difícil de encontrar y de abrir. Cuando la buscan, se esfuma. Se aleja. Se reduce. Es nada. No hay umbral. No hay nada en que apoyarse. No es espacio vacío. No es este mundo ni otro. No depende de nada. Por no tener cimientos, es el fin del dolor. Nada queda pendiente. Por eso, no hay umbral, no hay escalón, ni avance ni retroceso ni entrada ni no entrada. Así es la puerta que pone fin a toda puerta: inexistente, imposible, indestruida, atravesada por todos los fuegos ya apagados. "


THOMAS MERTON


Seguimos con el libro TROPIEZOS CELESTIALES de Roger Lipsey.  Editorial MAITRI.  Su segundo capítulo son 34 reflexiones tomadas de diferentes textos de TM, que acompañan algunos de sus dibujos y grabados. Resulta un buen compañero de camino para esta Cuaresma, y estamos compartiéndolas en varias entradas.

martes, 7 de marzo de 2017

CRECIMIENTO. (CUARESMA CON MERTON 1).

"25 de enero de 1964. Reconozco la necesidad de una introspección y un crecimiento
constantes que dejen de lado las renuncias de ayer y sean, a la vez, una continuación
de todos mis ayeres.
 Aferrarse al pasado es perder la continuidad con el pasado, porque es aferrarse a lo que ya no es.
Mis ideas cambian constantemente, girando siempre en torno a un centro que no dejo
de observar desde distintos ángulos.
Por eso, siempre me acusarán de inconsistencia, pero ya no estaré allí para oír las  acusaciones.

Fines de 1965. Decir que soy hijo de Dios es decir ante todo que crezco. Que comienzo.
Un niño que no crece se convierte en un monstruo. Por eso, el concepto de “hijo
de Dios” se refiere al crecimiento vital, la transformación, las posibilidades, el riesgo y la
alegría de enfrentarnos al riesgo. Y eso complace a Dios: el ver que la gracia y la
sabiduría de Su hijo son cada vez mayores."
THOMAS MERTON

 Del libro TROPIEZOS CELESTIALES de Roger Lipsey. Segundo Capítulo.  Editorial MAITRI.
Son 34 reflexiones tomadas de diferentes textos de TM, que acompañan algunos de sus dibujos y grabados. Resulta un buen compañero de camino para esta Cuaresma, y vamos a compartir sucesivas entadas.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.