Seguidores

martes, 5 de junio de 2012

MIGUEL GRINBERG

Miguel Grinberg, nacido en 1937, es responsable de buena parte de las traducciones de obras de TM al español. Estudió Medicina en Buenos Aires, y luego se dedicó a editar y escribir. Ha escrito poesía y ensayo, y se ha dedicado a las investigaciones y pedagogías prospectivas, dirigiendo algunos proyectos y publicando libros sobre estos temas. Fue editar de una revista literaria en la década del 60 del pasado siglo, a través de la cual entró en contacto con TM. En marzo de 1953 Miguel Grinberg visitó a Thomas Merton en Getsemaní; así lo recoge este último en su “Diario de un ermitaño” (A Vow of Conversation. Journals 1964-1965): “Miguel Grinberg, poeta de Argentina, estuvo aquí también. Debido a las fuertes lluvias, no pudimos salir demasiado, así que estuvimos mayormente sentados en un cuarto de la casa de huéspedes intercambiando ideas y direcciones de gente que deberíamos conocer. Me habló sobre hombres como Julio Cortázar y otros escritores latinoamericanos así como sobre todas las nuevas revistas de poesía en Sudamérica. Los jóvenes poetas latinoamericanos evidencian una maravillosa iniciativa y coraje. No temen publicar libros por su cuenta y los distribuyen más o menos gratuitamente. Editar es barato. La gente lee poesía: me refiero a gente, no a los mandarines. Pienso que esta nueva solidaridad es uno de los más esperanzados signos de vida en este hemisferio”. “Miguel Grinberg partió después que caminamos un poco por la fría ladera oscura al sur de la casa Farrowing, sacando fotos y hablando sobre más poetas latinoamericanos (por ejemplo, Huidobro)”. En el volumen, “Coraje para la verdad. Cartas a Escritores” aparecen varias cartas enviadas por Merton a Grinberg entre 1963 y 1966, en las que aparece un Merton interesado en Latinoamérica, en lo que esta tenía para enseñar a la parte norte del continente; Merton usa un lenguaje irónico, inteligente, cargado de múltiples sentidos. De esas cartas he tomado los textos que aparecen a continuación: “El amor está bien mientras no se hagan proclamaciones y mientras no se convierta en un programa, porque entonces pasa a ser otra tiranía”. “El monje es un pájaro que vuela raudamente sin saber a dónde va. Y siempre llega a donde fue, en paz, sin saber de dónde vino”. “Ningún ermitaño es importante. Es por ello que los ermitaños son esenciales en un universo arruinado por una plaga de gente importante. Abajo la importancia. Abajo la importancia de los monjes”. “He perdido el arte de emitir sonidos tranquilizantes. Pero somos no obstante el cuerpo de la esperanza y la esperanza vive a despecho de lo que podamos estar pensando: no necesita que la empujen más de lo que el pasto requiere”. “Nueva conciencia. Tiene que haber agua limpia en la mente para que el espíritu beba”. Entre otras cosas, Merton hace mención de Ernesto Cardenal, Herder Cámara, Bob Dylan y Miguel Hernández

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.