Seguidores

sábado, 30 de mayo de 2015

MERTON: TRADICIÓN Y RENOVACIÓN


Seguimos compartiendo algunos pasajes escritos por el monje trapense M. Basil Pennington que hacen parte de un retiro que hizo en la ermita donde Thomas Merton vivió, en Getsemaní… Esta vez el tema es el ayuno, la disciplina y la tradición en la vida monástica, pero aplicable a toda búsqueda espiritual.

“Tom, al menos en sus últimos años, no ayunaba. Una vez, ponderando si hacer una donación de sangre para la Cruz Roja, dijo en broma que su ícono se estaba deformando. Las fotografías que le tomaron en la celebración del centenario de Getsemaní en 1948 muestran un monje muy delgado, casi demacrado. Los ayunos rigurosos que se exigían con anterioridad al Vaticano II y el intenso esfuerzo que los acompañaban arruinaron en gran medida su sistema digestivo, del mismo modo que afectaron la salud de muchos otros monjes. En sus últimos años, Tom apreciaba los paquetes de alimentos que amigos como Naomi Burton Stone le enviaban. Apreciaba cuando llegaban visitantes con hamburguesas y media docena de botellas. En esto no se diferenciaba de otros cistercienses que conozco. 

Tom no escribió mucho sobre el ayuno pero en algunas notas de mediados de 1968 escritas para complementar un intercambio de cartas con Coleman Mc-Carthy en The National Catholic Reporter escribió acerca del papel de la disciplina en nuestra vida. La disciplina puede, y así debería ser si contamos con la salud adecuada, incluir el ayuno”.

"Para Tom existe una necesidad de responder a la tradición. Los cristianos, especialmente los monjes, siempre han ayunado. En sí mismo este argumento es suficiente para apoyar el ayuno. Necesitamos realizar las prácticas de la tradición viviente y hacerlas nuestras hasta que nos revelen su significado interior. Sólo entonces seremos capaces de formar parte de la tradición viviente y de hacer nuestra propia contribución, creando la expresión de estos valores adecuada a los tiempos actuales de modo que puedan pasar como una realidad viva a aquellos que nos siguen en la tradición. Si nos negamos a realizar estas prácticas, a hacerlas propias hasta que las comprendamos, quizás nunca lleguemos a entenderlas. El sentido de ciertas cosas sólo puede descubrirse desde adentro. Con nuestro rechazo las tradiciones pueden morir. No sobrevivirán para pasar a futuras generaciones. Tenemos la responsabilidad de ser, en primer lugar, aprendices valientes que se sacrifican a sí mismos y, luego, audaces re-creadores. Esto último por lo general requiere más coraje. Una vez que hemos aprendido el valor interior de una práctica, tememos perderla si le damos nueva forma. Sin embargo, para que permanezca viva como una tradición, debe ser reformada de generación en generación; de lo contrario pronto sólo quedaría una momia sin vida”. 

M. Basil Pennington, Un retiro espiritual con Thomas Merton”, Estaciones Editorial, Argentina 1994)





viernes, 22 de mayo de 2015

BUSCANDO LO PROPIO EN LA COMUNIDAD


Seguimos compartiendo algunos pasajes escritos por el monje trapense M. Basil Pennington que forman parte de un retiro que hizo en la ermita donde Thomas Merton vivió, en Getsemaní…

Escuché la grabación de la charla que dio Tom el día que abandonó el noviciado para emprender su vida en completa soledad aquí en la colina que llaman Monte Olivet. Señaló  que había pasado toda su vida monástica estudiando: dos años como novicio, diez como maestro de noviciado, nueve como estudiante y tres como maestro de estudiantes. Ahora se había graduado de ermitaño.

 En la charla, cuenta una experiencia que tuvo durante su retiro de Pascua aquí en Getsemaní en 1941. Se detuvo justo donde el camino conduce hoy hacia la ermita y, mirando en dirección de la abadía encerrada entre los muros, se dijo: este lugar está fuera de dudas. ¿Cómo podría vivir yo en un lugar así? Nunca llega uno a perderse en el bosque. Como muchos de nosotros, la mayor parte del tiempo él buscaba en la dirección equivocada. En algún lugar sentía ya la dirección del llamamiento, al que debía entregarse. Su ser más profundo añoraba ya la libertad de los bosques. Este deseo suyo iba a hacerse cada vez más candente y asumiría varias interpretaciones falsas antes de que encontrara su camino. Busca y encontrarás. Tom deja claro en su charla (tal como me dijo insistentemente Dom James) que no presionó al abad sobre este asunto. Tampoco fue algo que el abad hiciera a regañadientes. Es cierto que cuando Tom habló de la ermita, en 1955, Don James dio su permiso para que experimentara la vida en soledad, pero como no le entusiasmaba la idea se sintió feliz cuando Tom se presentó como voluntario para ser maestro del noviciado. Tom nunca se arrepintió de su elección. Don James le pidió un compromiso de tres años en el puesto y Tom se quedó diez con los novicios. En su charla de despedida declaró que el trabajo de maestro del noviciado era el mejor del monasterio.

 En 1965 estaba listo para dejarlo y retirarse a la ermita. Y Don James, quien sin que nadie lo notara anhelaba también hacerlo, estaba listo para admitir el retiro de Tom. Ya le había preparado el camino, admitiendo primero la construcción de un pequeño cobertizo para que Tom pudiera hallar allí un tiempo de soledad, y permitiendo luego que se construyera la casa de bloque de cemento en la colina. Gradualmente admitió que Tom pasara cada vez más tiempo aquí, y finalmente lo dejó dormir aquí y acudir al monasterio sólo para su desempeño como maestro del noviciado.

 El Padre Louis afirmó que la comunidad necesitaba un ermitaño y que estaba encantado con ser el elegido. Consideraba que era necesario que los monjes comprendieran que existe un campo de acción para la vocación individual dentro de la vida monástica. La comunidad, cada monje, necesita saber y recordar que cada uno tiene su propia llamada personal y la libertad y responsabilidad de seguirla. Que es necesario que el monje sienta que tiene cierta libertad: un sentido interior, algo más profundo que un mero saber; el símbolo viviente en la vida de un hermano de que puedes seguir el movimiento del Espíritu en el modo en que vives tu propia vida; que eres libre”.

M. Basil Pennington, Un retiro espiritual con Thomas Merton”, Estaciones Editorial, Argentina 1994

jueves, 14 de mayo de 2015

MERTON: UN HOMBRE PARA TODOS

En estos días he vuelto a repasar un pequeño libro que me traje de mi estancia en Madrid, de los que encontré en la biblioteca de la universidad; me refiero a “Un retiro espiritual con Thomas Merton” del monje trapense M. Basil Pennington (Estaciones Editorial, Argentina 1994, aunque el texto original, en inglés, data de 1988). En próximas entradas del blog les compartiré algunos pasajes breves que pueden servir para una mejor comprensión de la persona y el espíritu de Merton. El libro lo escribió el autor mientras realizaba un retiro en la ermita de Merton en Getsemaní, los primeros ocho días del mes de diciembre.

“De tanto en tanto, en su amor benevolente, Dios deposita entre nosotros un ser humano cuyo modo de ser renueva la esperanza en nuestras vidas y expande nuestra visión. Thomas Merton, el Padre Louis de Getsemaní, fue uno de ellos. Habló, y sigue haciéndolo, al corazón de muchos hombres y mujeres, de diversos aspectos y orígenes. Más que ningún otro que yo haya conocido, Merton fue un hombre para todos; extraordinariamente consciente de que en cierto modo su vida no le era propia, aun cuando vivió con coraje excepcional la verdad única de su propio ser interior.

 Mis contactos personales con Tom fueron limitados. Como monjes, nunca tuvimos demasiadas oportunidades de viajar y encontrarnos. En los primeros tiempos, incluso la correspondencia estaba estrictamente limitada. Más tarde esto cambió. No obstante, el Padre Flavian, un monje que de joven estuvo bajo la tutela de Merton y luego fue su confesor y abad, considera que en realidad podemos conocer mejor a Tom a través de sus escritos de lo que hubiera sido posible por contacto personal. Verdaderamente nos dejó una rica herencia literaria. De todos sus textos quizá sean sus cartas, tan espontáneas y abarcadoras, las que con más claridad lo revelan. Si bien siempre encuentro más material en sus escritos, tanto publicados como inéditos, las grabaciones de sus charlas a los novicios de su comunidad me han proporcionado un sentimiento más cercano del hombre: su bellísimo humor, su profunda humanidad, el vívido sentimiento de lo divino en todas las cosas. A este hombre centrado, en el centro del universo, nada le era desconocido. Las grabaciones, más que los escritos, me permitieron saber que Tom está vivo aun en el Señor y continúa hablándonos en lenguaje viviente”.



miércoles, 6 de mayo de 2015

TERESA Y MERTON : COINCIDENCIAS

“Tanto Teresa de Jesús como Thomas Merton recibieron el don de la escritura y la capacidad de relatar y manifestar sus experiencias. Es también cierto que, a lo largo de su vida, los cultivaron con pasión y disfrutaron haciéndolo, hasta que se trasformaron en ellos en una vocación más, dentro de la primera y original de entregarse a Dios. En la tradición cristiana, como en otras religiones, hay más místicos de los que conocemos por sus escritos. Pero hay místicos que, además de serlo por su extraordinaria vida interior, tuvieron la habilidad de expresarlo y relatarlo ...

En el caso de la monja carmelita y del monje cisterciense nos encontramos ante dos escritores extraordinarios, cuya maestría en el escribir y relatar va unida a un proceso vital y personal que les acompaña siempre, hasta transformarse en algo espontáneo y hasta necesario para ellos.

La conversión de Thomas Merton, contada en La montaña de los siete círculos, es un descubrimiento de la fe; su vida es una historia de fe vivida; y sus escritos son una exploración de la realidad de la fe y su significado en el siglo XX. Su idea de fe está basada en su experiencia e interpretación de la contemplación: es una visión contemplativa de la fe. Thomas Merton es un escritor nato, que va descubriendo a Dios poco a poco en su vida; en realidad, casi cuando llega a la madurez. Teresa es consciente desde el principio, casi desde la infancia, de que hay en ella unas “gracias recibidas”, y entonces cuenta la historia de esas gracias, analizándolas, matizándolas.

Parece ser que lo que ambos pretenden es narrar los hechos históricos concernientes a ellos mismos; pero hay mucho más en esos dos relatos. Ambos escritos son dos monumentos literarios y espirituales de la tradición cristiana.
Teresa y Merton testifican con fuerza y nitidez la presencia de Dios en sus vidas.. Afirmar esta presencia amorosa es la razón suprema de los dos libros. Escriben para informar al lector –creyente o no– de que Dios se ha hecho inequívocamente presente en sus vidas: ‘Muchas veces he pensado, espantada de la gran bondad de Dios, y regalándose mi alma de ver su gran magnificencia y misericordia. Sea bendito por todo, que he visto claro no dejar sin pagarme, aun en esta vida, ningún deseo bueno… (Libro de la Vida, 4, 10)7.

En una meditación del Miércoles de Ceniza, escrita en 1958, Merton afirma que el Dios del Miércoles de Ceniza es “como un tranquilo mar de misericordia”. Dios se nos muestra en todas partes como lleno de misericordia (multum misericors)..

Hemos hecho un guiño a santa Teresa de Jesús, también en este año centenaria, pues creemos que hay cierta coincidencia entre ambos, Merton y ella, en cuanto al oficio de escribir y narrar sus autobiografías…”

FRANCISCO R. DE PASCUAL

miércoles, 29 de abril de 2015

EL HOMBRE LIBRE

“El hombre libre no está solo como los hombres atareados
sino como las aves. El hombre libre canta
en soledad como el universo. Fue creado
a imagen de una idea insondable,
transparente, inconfundible, inventada no por él solo
o para él, sino también para todo el universo.

Tampoco este hombre libre se propone adquirir fama
o se preocupa por ser reconocido
como si hiciese falta una estrategia concreta
para que se le apreciase por lo que ha llegado a ser.
El hombre libre no se abandona
a las inclinaciones de sus compañeros de viaje
ni se le envía a realizar empresas como a los hombres de negocios
sujetos a un final ya predeterminado:
sino que como las aves o los lirios
busca ante todo el Reino de Dios, sin preocuparse de más.

Para ello no necesita el hombre libre recordar
ninguna calle o ciudad, o acumular campañas electorales
en su memoria, o (conquistar) países
u otros bienes materiales…
Porque el camino del hombre libre no tiene ni principio ni fin.”

THOMAS MERTON. "Variaciones sobre el tema de Elías"(fragmento). Las ínsulas extrañas 




miércoles, 22 de abril de 2015

¿DÓNDE BUSCAMOS LO QUE SOMOS?

 “Nos calienta el fuego, no el humo. Nos transporta por mar un barco, no la estela que deja el barco. Del mismo modo, lo que somos hay que buscarlo en las profundidades invisibles de nuestro ser, no en el reflejo exterior de nuestro obrar..
El hecho de que nuestro ser exija necesariamente expresarse en actos no debía llevarnos a creer que tan pronto como dejemos de obrar dejaremos de existir. No se vive únicamente para “hacer algo”, sea lo que sea: la actividad no es sino una de las expresiones normales de la vida, y la vida que expresa es de la mayor perfección cuando se sostiene a sí misma con una economía ordenada de la actividad…
Primero tenemos que recobrar la posesión de nuestro ser, si es que queremos obrar sensatamente o gustar alguna experiencia en su realidad humana. Mientras no nos poseamos a nosotros mismos, toda nuestra actividad será fútil. Si dejamos que todo el vino salga del tonel y se derrame hasta la calle, ¿con qué apagaremos nuestra sed? ”

THOMAS MERTON.
"Ser y obrar". En Los hombres no son islas. 



jueves, 16 de abril de 2015

MERTON EN ESPAÑOL 2

Continuamos con los textos de Merton publicados en español, según el sitio “Centenario de THOMAS MERTON”. “OBRAS DE THOMAS MERTON” 19.9.2014 (Resumen)

DIRECCIÓN ESPIRITUAL Y MEDITACIÓN. Desclée de Brouwer, Bilbao 2005.

EXILIO Y GLORIA, EL.  Nuevo Extremo, Buenos Aires 1960;  Sudamericana, Buenos Aires, 1961; Pomaire, Santiago de Chile /Barcelona 1969.

EXPERIENCIA INTERIOR, LA.  Ed. Oniro, Barcelona 2001.

GANDHI Y LA NO VIOLENCIA.  Ed. Oniro, Barcelona 2000.

HERMANA AMÉRICA. (EDICIÓN HOMENAJE).  (1915-1968), Ed. Mutantia, Buenos Aires 1998.

HOMBRE NUEVO, EL  Ed. Pomaire, Barcelona 1966. Plaza y Janés, Barcelona 974.Ed.Lumen,Buenos Aires 1998.

HOMBRES NO SON ISLAS, LOS. Sudamericana, Buenos Aires 1956, 2000.

INCURSIONES EN LO INDECIBLE. Ed. Pomaire, Barcelona 1967. Plaza y Janés, Barcelona 1973

ISHI SIGNIFICA HOMBRE: Ensayo sobre los nativos americanos. Ed. Pomaire, Barcelona 1979.

LEER LA BIBLIA . Una gran aventura espiritual, Ed. Oniro, Barcelona 1999.

LIBRO DE LAS HORAS. Textos de Merton, Edición Kathleen Deignan, prólogo de James Finley e ilustraciones de John Giuliani, Ed. Sal Terrae, Santander 2009.

LLUVIA  Y EL RINOCERONTE, LA.  Ed. Pomaire, Barcelona 1981.

MANANTIALES DE LA CONTEMPLACION, LOS. Sudamericana, Buenos Aires 1993.

MISTICOS Y MAESTROS ZEN. Ensayos sobre Misticismo Oriental y Occidental, Colección "Biblioteca Thomas Merton", Grupo Editorial Lumen, Buenos Aires 2000.

MONTAÑA DE LOS SIETE CÍRCULOS, LA. Editorial Porrúa, México, 1999; (1998-6ª), © 1950,Editorial Sudamericana, Buenos Aires. Edhasa, Barcelona 2010

NUEVAS SEMILLAS DE CONTEMPLACIÓN.  Ed. Sudamericana 1963.  Ed. Sal Terrae, Santander 2002.

NIÑA BOMBA ORIGINAL [Cf. Collected Poems,LAM, Caracas 1965].

ORACIÓN EN LA VIDA RELIGIOSA, LA.  Mensajero, Bilbao 1970. LA ORACIÓN CONTEMPLATIVA, PPC, Madrid 1996.

PAN EN EL DESIERTO. Ed. Sudamericana, Buenos Aires, 1955.

PAN VIVO, EL.  Rialp, Madrid 1957, 2ª ed. 1963.

PAZ MONÁSTICA, LA. En PENSAMIENTOS DE LA SOLEDAD Y LA PAZ MONÁSTICA.  Ed Sudamericana, Buenos Aires 1960. Publicado también en CISTERCIUM XIII (1961) 180-186, 284-296; XIV (1962) 173-182; XV (1963) 16-29.

PAZ EN TIEMPOS DE OSCURIDAD: EL TESTAMENTO PROFÉTICO DE THOMAS MERTON SOBRE LA GUERRA Y LA PAZ.  Ed. Desclée de Brouwer, Bilbao 2006

PAZ PERSONAL, PAZ SOCIAL. Errepar,Buenos Aires 1999. Ver: Non violent alternative… Thomas Merton on Peace]

PENSAMIENTOS DE LA SOLEDAD Y LA PAZ MONÁSTICA. Ed. Sudamericana, Buenos Aires 1960; Pensamientos en la soledad. Ansiedad y reconciliación en el corazón humano, Ed. Lumen, Buenos Aires 2000

PREGUNTAS A LA BIBLIA. Narcea, Madrid 1974.

PRÓLOGO AL LIBRO DE ERNESTO CARDENAL” VIDA EN EL AMOR”. Trotta, Madrid 1997.

QUERIDO LECTOR… :  Reflexiones sobre mi obra. (Prefacios a las traducciones en Oriente y Occidente), Ed. Centro Internacional de Estudios Místicos, Ávila 1997.

REFLEXIONES SOBRE ORIENTE. LA FILOSOFÍA ORIENTAL A LA LUZ DEL MISTICISMO OCCIDENTAL. Ed. Oniro, Barcelona 1997 [Este volumen incluye breves estudios: Thomas Merton y los monjes de Asia (por George Woodcock) / El Taoísmo / El Zen /El Hinduísmo / El Sufismo / Las variantes del Budismo].

REZANDO LOS SALMOS. CISTERCIUM XVI (1964) 18-23, 113-124. También: ORAR LOS SALMOS  Ed.
Desclée de Brouwer, Bilbao, 2012.

SABIDURÍA DEL DESIERTO, LA . Dichos de los Padres del Desierto del siglo IV, Ed. BAC Minor,
Madrid 1997.

SAN BERNARDO, EL ÚLTIMO DE LOS PADRES. Ed. Rialp, Madrid 1956.

SEMILLAS DE CONTEMPLACIÓN.  Ed. Sudamericana, Buenos Aires 1952.

SENDA DE LA CONTEMPLACIÓN, LA.  Rialp, Madrid 1955; 2ª ed. 1958.

SEMILLAS DE DESTRUCCIÓN. Pomaire, Barcelona 1966.

SIGNO DE JONÁS, EL  Ed. Cumbre, México 1954; Ediciones Selectas, Buenos Aires 1954; Editorial Éxito, Barcelona 1955. EL SIGNO DE JONÁS (DIARIOS 1946-1952), Ed. Desclée de Brouwer, Bilbao 2012.

TIEMPOS DE CELEBRACIÓN.  Pomaire, Barcelona 1966. Ed. Sal Terrae, Santander 2013.

VIDA CONTEMPLATIVA EN LA TRAPA Monasterio Nta. Sra. de los Angeles, Argentina 1978; (reproducido en CISTERCIUM L nº 212 (1998) 783-981]

VEINTE POEMAS. Ed. Rialp, Madrid 1953

VIDA Y SANTIDAD. Herder, Barcelona 1964.  Sal Terrae, Santander 2006

VIDA SILENCIOSA, LA.  Ed. Sudamericana, Buenos Aires 1958. Ed. Desclée de Brouwer, Bilbao 2009.

VIDA SOLITARIA AL AMPARO DE UN MONASTERIO CISTERCIENSE, LA.  Cistercium XXII, nº119 (julio-septiembre (1970) 205-213.

ZEN Y LOS PÁJAROS DEL DESEO, EL.  Ed. Kairós, Barcelona 1994.




MERTON EN ESPAÑOL 1

“Merton sigue sorprendiendo cada día. Los especialistas cuentan ya con suficientes fuentes en español, y saben a dónde recurrir. Los lectores que quieran al menos tener claro qué obras han sido, o no,  publicadas en español, creemos que encontrarán aquí respuesta a sus dudas. En lo que se refiere a la versión española de obras (libros de Merton).., hemos incluido todo lo publicado hasta 2015… Esta bibliografía es un tributo de gratitud a cuantos a lo largo de estos últimos veinte años han venido ofreciendo con generosidad y esfuerzo materiales verdaderamente importantes para la comprensión de la obra global de Merton, su pensamiento y diversos aspectos de su actividad literaria.”
 Del Sitio “Centenario de THOMAS  MERTON”. “OBRAS DE THOMAS MERTON” 19.9.2014 (Resumen)

 Biblografía citada

ACCIÓN Y CONTEMPLACIÓN. Ed. Kairós, Barcelona 1982.

AGUAS DE SILOÉ, LAS . Ed. Sudamericana, Buenos Aires 1952.

ALMA DE TODO APOSTOLADO, El. (Libro del abad trapense Dom J.B. Chautard, muy difundido en
su tiempo y en años posteriores..Traducido por Merton al inglés.)Traducido al español de la 9ª edición francesa, Valladolid 1927 y Ediciones Pax, San Sebastián 1941 y 1950.

ASCENSO A LA VERDAD.  Ed. Sudamericana, Buenos Aires 1954, 2ª.Nueva traducción Buenos Aires, Ed. Lumen, 2008.

AMAR Y VIVIR. EL TESTAMENTO ESPIRITUAL DE THOMAS MERTON.  Ed. Oniro, Barcelona 1997. (La versión española no contiene ni Seven Words ni Christian Humanism)

CAMINO MONÁSTICO,  Ed. Verbo Divino, Navarra 1986.

CAMINO DE CHUANG TZU, POR EL. Ed. Visor (Alberto Corazón), Madrid 1978. Existe una recopilación de textos extraídos de este libro: SABIDURÍA DEL TAO, Editorial Lumen, Buenos Aires 1997. El Camino de Chuang Tzu, Barcelona: Debate 1999.

CARTAS:
FRAGMENTOS DE UN REGALO. Correspondencia, artículos y reseñas publicados en SUR, Thomas Merton – Victoria Ocampo.  Editorial SUR, Buenos Aires, 2011.

CARTAS A ESCRITORES. CORAJE PARA LA VERDAD. Grupo Editorial Lumen, Buenos Aires. México. Colección Biblioteca Thomas Merton,  1ª ed. - Buenos Aires: Lumen. 2005.

CORRESPONDENCIA (1959-1968):THOMAS MERTON/ERNESTO CARDENAL Editorial Trotta, 2003.

CONJETURAS DE UN ESPECTADOR CULPABLE.  Pomaire, Barcelona 1967/ Ed. Sal Terrae, Santander 2011.

CONTEMPLACION:
 ¿QUE ES LA CONTEMPLACIÓN?, Ed. Rialp, Madrid 1955, 2ª edición 1958.
 DIRECCIÓN Y CONTEMPLACIÓN.
 DIRECCIÓN ESPIRITUAL Y CONTEMPLACIÓN.
 DIRECCIÓN ESPIRITUAL Y MEDITACIÓN y
 ¿QUÉ ES LA CONTEMPLACIÓN? Sociedad de Educación Atenas, Madrid 1986.
 MEDITACIÓN Y CONTEMPLACIÓN. PPC, Madrid 1997.

CUESTIONES DISCUTIDAS. Edhasa, Barcelona-Buenos Aires 1962. HUMANISMO CRISTIANO: CUESTIONES DISPUTADAS, Ed.Kairós, Barcelona 2001.

DIÁLOGOS CON EL SILENCIO [Oraciones tomadas de los escritos de T.M.], Editorial Sal Terrae, Col. “El pozo de Siquem”, nº 173; Santander 2005.

DIARIOS:
 DIARIO DE ASIA, Ed Trotta, Madrid 2001.
DOS SEMANAS EN ALASKA Ed. Oniro, Barcelona 2000.
 DIARIO DE UN ERMITAÑO. UN VOTO DE CONVERSACIÓN.  DIARIOS 1964-1965. Ed. Lumen, Buenos Aires 1998.
 LA VIDA INTIMA DE UN GRAN MAESTRO ESPIRITUAL : VOL I DIARIOS (1960-1968): Vol. II DIARIOS (1960-1968), Ed. Oniro, Barcelona 2000 y 2001.
 DIARIO SECULAR DE THOMAS MERTON, EL.  La Prensa Literaria, Managua (17 de octubre 1965).
THOMAS MERTON: DIARIOS (1939-1968), Ediciones Mensajero, 2014, (edición conmemorativa del Centenario del nacimiento de Merton).

(continúa)

miércoles, 8 de abril de 2015

LO VIEJO Y LO NUEVO

“Para el ‘hombre viejo’, todo es viejo. Él lo ha visto todo, o piensa que lo ha visto todo. Ha perdido la esperanza en cualquier cosa nueva. Lo que a él le gusta es ‘lo viejo’, a lo que se aferra, temiendo perderlo, aunque por otra parte esto no lo hace feliz. De este modo, él mismo se mantiene ‘viejo’ y no puede cambiar. No se muestra abierto a ninguna novedad. Su vida está estancada y es vana. Sin embargo, puede moverse mucho de un lado para otro aunque se trata de cambios que no llevan a ninguna parte…(Mientras más cambia la cosa, más es la misma cosa).

Para el ‘hombre nuevo’ todo es nuevo. Incluso lo viejo es transformado en el Espíritu Santo y se conserva siempre nuevo. No hay nada a lo que aferrarse. No hay nada que esperar de lo que ya forma parte del pasado...El hombre nuevo es aquel que es capaz de encontrar realidad donde ésta no es visible con los ojos de la carne, donde no lo es todavía, donde la realidad se hace presente en el momento en que él la ve. Y donde la realidad no existiría (al menos para él), si él no la viese.

El hombre nuevo vive en un mundo que siempre está en proceso de creación y renovación. Vive en este ambiente de renovación y creación. Vive en la vida."

THOMAS MERTON.
18 de marzo de 1959.  DIARIOS, I.    



jueves, 2 de abril de 2015

LA VERDADERA BUENA NOTICIA

“Se ha usado y abusado tanto del lenguaje del cristianismo que a veces se desconfía de él: no sabemos si detrás de la palabra ‘cruz’ se encuentra la experiencia de misericordia y salvación, o sólo la amenaza de castigo. Si mis palabras significan algo para ti, puedo decir que he experimentado que la Cruz significa misericordia y no crueldad, verdad y no engaño, que la nueva de la verdad y el amor de Jesús es, en efecto, la verdadera buena noticia, pero en nuestro tiempo se proclama en lugares extraños. Y tal vez se anuncie más en ti que en mí; lo digo sin sentir vergüenza ni culpa, porque he aprendido a alegrarme de que Jesús esté en el mundo en personas que no saben que Él está actuando en ellas cuando piensan que están lejos de él, y me alegra decirte que esperes, aunque pienses que para ti toda esperanza es imposible.  Espera, no porque pienses que puedes ser bueno, sino porque Dios nos ama independientemente de nuestros méritos y todo lo bueno que hay en nosotros viene de su amor, no de nuestras obras. Espera, porque Jesús está con los pobres, marginados y quizá despreciados incluso por quienes deberían buscarlos y cuidar de ellos con el mayor amor, porque actúan en nombre de Dios. Nadie en el mundo tiene motivos para desesperar de Jesús, porque Jesús ama al ser humano, lo ama en su pecado, y también nosotros debemos amar al ser humano en su pecado.”

THOMAS MERTON. 
Carta incluída en  “El Libro de Las Horas”. Sal Terrae



Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

AMIGOS DE THOMAS MERTON.

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.