Seguidores

sábado, 1 de junio de 2013

JUSTINO, MÁRTIR.



El más importante de los llamados "apologistas griegos" por la extensión de sus obras, por su originalidad y profundidad de pensamiento. Natural de Samaria, filósofo por vocación, tras una peregrinación intelectual llegó al cristianismo, y sin abandonar el manto de filósofo consideró al cristianismo como la verdadera filosofía. Murió mártir, decapitado,  por la denuncia de un filósofo rival, en 165, junto a otros discípulos. Sus obras: el Diálogo con Trifón, y dos Apologías. En su tarea de defender la fe, Justino se enfrenta a 2 problemas básicos: relación entre fe cristiana y cultura clásica, y relación entre el Antiguo Testamento y la nueva fe. Incorpora la idea del LOGOS a la reflexión cristiana, asociándolo al Cristo preexistente del cuarto evangelio. Distingue entre el Logos seminal y las semillas del Verbo, diseminadas por todo el Universo, y resultantes de la acción del primero. Justino toma elementos de la filosofía estoica y platónica para explicar la fe cristiana. También Justino recoge información sobre las prácticas cristianas de su tiempo.

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.