Seguidores

miércoles, 13 de enero de 2016

MERTON EL SALMISTA

"Las ventanas están abiertas: 
que entren por ella los salmos."
THOMAS MERTON

"Thomas Merton dedicó su vida a escribir acerca de la
contemplación; su propia forma de orar era, de hecho, sorprendentemente simple, 'centrada por entero en prestar atención a la presencia de Dios y a su amor y a su voluntad...una especie de alabanza que brotaba de la nada y del silencio...sin pensar en nada, sino buscando directamente el Rostro del Invisible' (TM).
Mucho se ha escrito acerca de Merton el monje, el contemplativo, el maestro espiritual, el profeta social y eclesial, el pionero del diálogo interreligioso, el crítico de arte, cultura y literatura, así como de Merton el poeta, pero no se ha escrito explícitamente acerca de Merton el salmista. Sin embargo, hay un salterio virtual a lo largo de sus numerosos escritos, tanto en verso como en prosa, que constituye un precioso ejemplo de alabanza cristiana inequívocamente contemporánea. El insistía en que su tarea no consistía simplemente en ser poeta y escritor, y menos aún comentarista o seudoprofeta, sino 'básicamente, en alabar a Dios a partir de un centro íntimo de silencio, agradecimiento y conciencia...Mi trabajo no es otra cosa que la expresión anhelante de dicho agradecimiento día a día, con absoluta sencillez, abriendo mis manos...a todo cuanto me pueda llegar y haciendo que el trabajo forme parte de la alabanza' .(TM)

A medida que se ahondaba la vida de salmodia de Merton, despertaba al salmista que lo habitaba,  Comenzó inscribiendo nuevos salmos en la prosa poética y en los incontables poemas que parecían fluír del inagotable manantial de su silencio, depósito original del auténtico lenguaje humano del que toda alabanza brota y al que acaba retornando,,,

A medida que la prosa de Merton efectuaba cada vez más ataques contra la horrible brutalidad y violencia de nuestro tiempo, sus poemas místicos eran otras tantas incursiones en lo indecible.  Con un lenguaje rico e incluso excesivo, exuberante, fastuoso, exponía una bellísima y sorprendente visión de la existencia a los ojos de la depauperada imaginación religiosa del cristianismo posmoderno. Al espíritu teñido de sangre del siglo XX, que languidecía en el eclipse de un escepticismo y una inseguridad entumecedores, Merton se atrevía a hablarle con la inocencia de la fe: la intuición primordial de la original integridad, sentido y compasión, que ardían en el corazón mismo de la realidad...

La de Thomas Merton era una nueva voz de la miseria y grandeza de nuestra experiencia del mundo y sus versos expresaban una visión plenamente integrada de nuestro tiempo y el espíritu del mismo."

KATHLEEN DEIGNAN, El Libro de las Horas con Thomas Merton. Prólogo (fragmentoi).
(Dibujo de Merton)

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.