Seguidores

jueves, 3 de marzo de 2016

EL ARTE DE SABOREAR.

"Dios es el bien
y todas las cosas que de Él proceden   
son buenas."
Hildegarda de Bingen.


“El gran acontecimiento en la tradición espiritual centrada en la creación no fue la Caída.. sino la energía creadora o palabra de Dios. Esta energía creadora sigue estando activa hoy…La creación es contínua y nunca cesa.  Y tampoco lo hacen el bendecir y las bendiciones. La bendición es la palabra detrás de la palabra, el deseo detrás de la creación."

“Si la creación es una bendición, y siempre es original, entonces nuestra respuesta adecuada a ella sería la de disfrutarla. El placer es una de las experiencias espirituales más profundas de nuestras vidas…

El auténtico contemplativo nos enseñará lo que significa volver a
contemplar; es decir, llegar a ser uno con aquello que amamos y  disfrutamos de una forma  tan absoluta, que hacemos del acontecimiento un templo sagrado.  El auténtico contemplativo nos enseñará el arte de saborear. Porque la creación necesita más saborear que hacer inventarios.

Si saboreásemos más, nos comunicaríamos de una forma más profunda, nos relacionaríamos de una manera más plena, competiríamos con menos frecuencia y celebraríamos con una mayor autenticidad. Estaríamos relacionándonos más profundamente con nosotros mismos, con la creación en toda su cualidad de bendición, con la historia pasada y futura, con el ahora y con Dios."

MATTHEW FOX. La Bendición Original, (Camino I. La Vía Positiva. La creación como Bendición y la recuperación del arte de saborear el placer). Ed. Oniro 2002



No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.