Seguidores

martes, 7 de marzo de 2017

CRECIMIENTO. (CUARESMA CON MERTON 1).

"25 de enero de 1964. Reconozco la necesidad de una introspección y un crecimiento
constantes que dejen de lado las renuncias de ayer y sean, a la vez, una continuación
de todos mis ayeres.
 Aferrarse al pasado es perder la continuidad con el pasado, porque es aferrarse a lo que ya no es.
Mis ideas cambian constantemente, girando siempre en torno a un centro que no dejo
de observar desde distintos ángulos.
Por eso, siempre me acusarán de inconsistencia, pero ya no estaré allí para oír las  acusaciones.

Fines de 1965. Decir que soy hijo de Dios es decir ante todo que crezco. Que comienzo.
Un niño que no crece se convierte en un monstruo. Por eso, el concepto de “hijo
de Dios” se refiere al crecimiento vital, la transformación, las posibilidades, el riesgo y la
alegría de enfrentarnos al riesgo. Y eso complace a Dios: el ver que la gracia y la
sabiduría de Su hijo son cada vez mayores."
THOMAS MERTON

 Del libro TROPIEZOS CELESTIALES de Roger Lipsey. Segundo Capítulo.  Editorial MAITRI.
Son 34 reflexiones tomadas de diferentes textos de TM, que acompañan algunos de sus dibujos y grabados. Resulta un buen compañero de camino para esta Cuaresma, y vamos a compartir sucesivas entadas.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.