Seguidores

martes, 6 de octubre de 2009

RESPONSABILIDAD.



"Creo que es muy importante que intercambiemos ideas de vez en cuando. Estamos en un momento crucial y quizá calamitoso de la historia, un momento en que la razón y la comprensión amenazan ser devoradas, aunque el hombre mismo se las arregle para sobrevivir. Está muy bien que yo medite estas cosas en el cobijo del monasterio, pero hay momentos en que este mismo cobijo es engañoso. Todo es esgañoso hoy. Las semillas de error sembradas inocentemente en un invernadero bien cuidado pueden llegar a ser gigantescos árboles temibles. Todo lo sano, todo lo cierto, todo lo santo: si podemos encontrar semejantes cosas, han de ser acentuadas y expresadas. Pues es necesario que haya una auténtica y profunda comunicación entre los corazones y los ánimos de los hombres; comunicación, y no el ruido de los slogan y la repetición de los clichés. La comunicación auténtica se hace cada vez más difícil, y cuando el lenguaje está en riesgo de perecer o de degenerar en una ampliación del ruido de los animales, quizá se haga obligatorio para un monje intentar hablar. Por eso, me parece que hay todo motivo para que intentemos clamar unos a otros y consolarnos unos a otros, en cuanto sea posible, con la verdad de Cristo y también con la verdad del humanismo y la razón. Pues no se puede preservar la fe si se hunde la razón, y la Iglesia no puede sobrevivir si se destruye al hombre: es decir, si la humanidad queda por completo degradada y mecanizada, mientras el hombre mismo permanece en la tierra como instrumento de enormes fuerzas no identificadas como las que nos apremian inexorablemente hasta el borde de la guerra nuclear".

Thomas Merton (A Alceu Amoroso Lima)
 "Semillas de destrucción".
 1964.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"quizá se haga obligatorio para un monje intentar hablar".TM

La comunidad de monjes trapenses màrtires de Argelia, da testimonio con su vida y a través de de Chergé nos habla del acercamiento entre cristianos y musulmanes, TM invita a un diálogo nacido de la oración de los monjes en todos los sentidos, pienso que también en torno a las diferentes religiones y al rumbo que ofrecen a las personas en el camino de la búsqueda de Dios.
Copio un trocito de un libro que estoy leyendo:
"Los monjes cristianos de vida contemplativa no viven siempre de una manera adecuada a la realidad de la Iglesia. Muchas veces no perciben la necesidad de sentirse en comunión con los otros hombres que deben verlos como imagen dde Dios, hermanos de Cristo y morada del Espíritu Santo. El acercamiento de diferentes religiones a un nivel muy profundo de espiritualidad es de una importancia capital en el diálogo. Esto afirma el Santo Padre. Les toca a los monjes tomar la iniciativa de este tipo de diálogo no en un plano intelectual, sino en la experiencia vivida". John Shirieda, 1986, en el marco de preparación del encuentro de paz en Asís.
A este reproche escapa al menos un discípulo de san Bernardo cuyo mensaje supo quebrar muchas fronteras después de su propia clausura: Thomas Merton, monje de Gethsemaní. Sin embargo la honestidad obliga a aceptar que esta "parte de los monjes", al menos en lo que ha tenido de visible y sin prejuzgar del "secreto del rey" aparece muy tímida y prudente frente a la experiencia espiritual vivida por el Poverello de Asís en su encuetro en Damieta con el sultán Malik-el-Kamil, y hasta en la impresión de los estigmas"-"Christian de Chergé. La esperanza invencible. Escritos esenciales del monje mártir de Argelia".

Saludos,
h. ines

ver con los ojos del corazon dijo...

Qué razón tiene T.MERTON cuando habla de la necesidad de comunicación, MANUEL... para mi es enrriquecedora, liberadora, y una gran ocasión para abrirse, ser generoso...

Estos blogs, al menos el mio cumple de lleno esta función, nos permiten acercarnos, compartir experiencias, parecidas o diferentes...unops a otros nos ayudamos para ir hacia CRISTO en esta sociedad de difícil comunicación y sinceridad.

Gracias...siempre. Un Abrazo, MANUEL.

Carmen
concienciaprimordial.blogspot.com

San dijo...

Interesantísimos los conceptos que Merton maneja en este fragmento (humanismo,fe,razón,comunicación..) y,para mi opinión, muy acertada su forma de interpretarlos y vincularlos. No es posible ser humano sin compromiso "para y con" la humanidad del otro. Hay poemas maravillosos y letras de cantautores (como algunas de las más famosas de la querida cantora fallecida recientemente, Mercedes Sosa) que elevan, poniéndole alas a la palabra,esta "responsabilidad" con la que titulas la entrada, Manuel.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.