Seguidores

jueves, 18 de junio de 2009

Semillas.


"El puritanismo es temer que alguien en algún lugar del mundo esté siendo feliz. La mejor respuesta al puritanismo es la felicidad. No tenemos, de ninguna manera, que convertirnos en el espejo de las personas que nos odian. Tenemos la obligación de ser felices".

Salman Rushdie.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Precisamente la incongruencia de los fundamentalismos opuestos es que son al final idénticos. Lo mismo ocurre con la tipología de los que los defienden, que acaban siendo hilos de la misma manta. En los extremos se produce un cierre obtuso de la razón y la inteligencia.
Emilio

ines dijo...

...la obligación de ser felices...

es como el sello de Dios creador en cada corazón

Felíz fiesta del Corazón de Jesús, el que sigue amando a cada persona hasta el extremo, que nos enseñe a ser felíces en su seguimiento.

Adriana dijo...

Solo en y con CRISTO somos libres


Mi vida fue transformada por Cristo, por su Amor. Me hizo completamente libre en su Amor.

Conozco el Fuego del Amor de Dios, la Felicidad que proviene de la Llama.

Vivo en la Paz que procede de Dios y no la del mundo.

Vivo en la Alegría y el gozo de Dios que nada ni nadie, me puede arrebatar.

Peregrino con los pies siempre en el cielo…


¿Con que pagare al Señor todo el bien que me hizo?

Adriana

m.jesus dijo...

Dios quiere que seamos felices. Sin embargo hay hombres que parece que su única misión es la vida es ser desgraciados y hacer desgraciados a los demás. Estamos rodeados de estos hombres por todas partes. Nuestra misión es ser felices a pesar de ellos

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.