Seguidores

miércoles, 23 de marzo de 2011

ALEGRÍA DE VIVIR

El arte de la vida es sentir la alegría indestructible dentro de las dificultades de la vida
“La alegría es una emoción elevada y una emoción elevada hace que la persona sea amplia y sana”.
En cada uno de nosotros hay una fuente de alegría”.
“El arte consiste en desarrollar la alegría indestructible en uno, de modo que aun en el fracaso, en el colapso, esa alegría no se pierda del todo”.
Conozco a tantas personas que cortan una parte de su cuerpo cuando van a la iglesia, solo llevan su parte piadosa, así no pueden vivir”.
“Quien no hace duelo se vuelve rígido internamente, El duelo lleva de vuelta a la vida”.
No es Dios el juez inmisericorde, nosotros lo somos”.
“Ser limpio o puro no significa no tener errores, sino tener un núcleo puro y estar conectado una y otra vez con ese centro”.
Ser pacífico significa no solamente hacer la paz hacia fuera, sino justamente hacia adentro”.
“En nuestras debilidades y en nuestras fortalezas, en nuestras enfermedades y en nuestra salud, seamos permeables para Dios”.
En cada situación, en cada pérdida uno encuentra un nuevo desafío para lograr felicidad”.
“Yo experimento la vida así como la interpreto y esa es nuestra propia responsabilidad”.
La alegría quizás a lo largo del tiempo se hace más silenciosa, más tierna, más dulce, más suave”.

 
Anselm Grün

1 comentario:

San dijo...

Se nota que ha llegado la primavera en tu entrada, Manuel; incluso tu título suena ya a evocación primaveral. Del extenso “sembrado” de libros de Grün has recogido un buen número de frases en torno a la alegría.
Singular, nada simple, el concepto y el significado que la felicidad tiene para cada uno.Como complejo y nada simple es cada ser humano. Aunque hay elementos que la integran universalmente reconocidos como tales, y la alegría es una de las emociones que se manifiestan en la felicidad. Creo que la alegría realmente humana surge siempre a partir de un encuentro (en el encuentro de las personas, que es también encuentro con Dios, y en el encuentro con la creación toda), a partir de un reconocimiento de lo que tenemos y compartimos, y a partir de una gratitud por lo que somos. Pienso que la alegría es un triunfo de la vida, de nuestra vida.
Comienza así la hermosa Oda a la Alegría, de Neruda:
“ALEGRÍA
hoja verde
caída en la ventana,
minúscula
claridad
recién nacida,
elefante sonoro,
deslumbrante
moneda,
a veces
ráfaga quebradiza,
pero
más bien
pan permanente,
esperanza cumplida
…”

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.