Seguidores

viernes, 13 de noviembre de 2009

Ernesto Cardenal habla de TM.

En la segunda parte de sus memorias el poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal comparte también algunos de sus recuerdos de Thomas Merton. Por ejemplo, comienza diciendo: “Thomas Merton me había dicho que si a el no le permitían salir del monasterio y fundar la comunidad que habíamos planeado, yo debía estudiar para el sacerdocio en un seminario, y realizar esa fundación”. Hablando de esa comunidad y de toda la correspondencia e intercambio que genero, escribe: “Merton participo de esa escribidera. Se celebro en grande el Encuentro de poetas de México, al que Merton envió una declaración”.



Habla de uno de los miembros de la comunidad de Solentiname, que “se había convertido leyendo a Merton”; y mas adelante apunta: “Cuando estuve de novicio en un Estados Unidos santo, fue Thomas Merton quien me revelo la sabiduría, la espiritualidad y el misticismo de los indios de América, de las dos Américas”.A Merton le interesaba mucho lo que yo escribía sobre los indios. Veía que esto era como una vocación especial mía, que había descubierto, la de los indios. También en una carta me dice que esto es como un acto de reparación, y de profunda adoración al Creador. Agrega: Yo no me he olvidado de los indios y todo lo que significan para nosotros dos. En otra carta habla de que tiene mucha importancia para todos nosotros lo que yo estoy descubriendo, y que la gran unión de las dos Américas no podrá darse si no es enraizada en lo indígena”.


Laughlin me escribió que Merton estaba siempre alegre, y resignado a la prohibición de no salir del monasterio. Después Merton me escribió que estaba cada vez mas convencido de que su destino era la vida solitaria, aunque también me mencionaba al río San Juan y a Ometepe, lo que indicaba que aun le interesaba una fundación por esos lados (tenia que decirlo en clave). Me insiste en que le pida a sor Maria que rece por el. Y sor Maria me contesto que lo haría todos los días con nombre y apellido. Después me dice que cada vez le permiten estar mas tiempo en su ermita, y esa es una bendición de la que esta muy agradecido. En los monasterios todavía hay sencillez y alegría en algunos monjes, dice, pero la estructura es tan falsa y artificial. Después me dijo en otra carta que ya la mayor parte del tiempo lo pasaba en la ermita, y estaba feliz, y sentía que ya ha encontrado lo que siempre había estado buscando”.


“Como en mi libro de salmos lo hice estando en el seminario, en una carta Merton me habia escrito: Tus salmos son estupendos. Esas son las versiones que realmente debieramos estar cantando en el coro. Que pocos son los monjes que piensan el verdadero sentido de los salmos. Si los sacerdotes supieran lo que estan recitando a diario. Estoy seguro que algunos de ellos deben darse cuenta. ¿Tenemos que estar en un campo de concentración para que nos llegue la verdad?”.


Cardenal recibió la ordenación sacerdotal un 15 de agosto; esa madrugada Merton le escribió desde Kentucky: “Hoy, DIA de tu ordenación, estoy pensando en ti especialmente… A menudo pienso en que cosas maravillosas han pasado en los seis anos desde que te fuiste. Tu vida ha sido bendecida, tu vocación viene verdaderamente de Dios de la manera más evidente. El puede dejarte sentir tus propias limitaciones, pero el poder de Su Espíritu también se hará evidente en tu vida. No temas, sino que se como un niño en Sus brazos, y harás mucho por tu país. …Y me decía Merton que esa semana lo quitaban del cargo de Maestro de Novicios”.

Tomado de "LAS INSULAS EXTRANAS", Memorias 2, Ernesto Cardenal.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cardenal fue suspendido “ad divinis” por Roma en 1985. Como otros, por ser fiel al mensaje del Evangelio de Jesús. Dar la cara, no esconderse. Optó por los pobres y los oprimidos. Poeta, místico y revolucionario. Uno de los padres de la Teología de la Liberación.Dios Liberación.

Maria de los Angeles dijo...

Volver a leer su blog despues de tanto tiempo, es un regocijo para mi, escuchar a Merton a través de sus escritos, me alimenta el alma, muchas gracias!
Maria de los Angeles

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.