Seguidores

martes, 10 de noviembre de 2009

LA OBRA DE DIOS.

"La vida no consiste en realizar alguna obra especial, sino en acceder a un grado de conciencia y libertad interior que esté más allá de todas las obras y de todos los logros".

"Nuestra vocación no consiste simplemente en "ser", sino en trabajar junto con Dios en la creación de nuestra vida, nuestra identidad, nuestro destino. Esto significa que no debemos existir pasivamente, sino participar activamente en Su libertad creadora, en nuestra vida y en la vida de los otros, eligiendo la verdad".

"Mi intención consiste en entregarme por entero y sin reservas a cualquier obra que Dios quiera realizar en mí y a través de mí".

Thomas Merton.

4 comentarios:

Hermana Inés dijo...

...trabajar junto con Dios en la creación de nuestra vida, nuestra identidad, nuestro destino. Esto significa que no debemos existir pasivamente, sino participar activamente en Su libertad creadora, en nuestra vida y en la vida de los otros, eligiendo la verdad".

¿Qué será exactamente para TM "participar activamente"?
Gracias, seguimos en comunión de oraciones,
H.Inés

ver con los ojos del corazon dijo...

Es esto para mi, también Manuel...estar a su disposición... hacerlo todo lo mejor que podamos para dar Gloria a sus dones en nosotros...ver el reostro de JESUS en el hermano... y en esa actitud interior...ese esatado de conciencia elevado, abierto y profundo a la vez...dejarnos AMAR por ÉL... dejarle espacio ...dejarnos Encontrar por DIOS...

Entregados a ÉL..poco va a importarnos aquello que ÉL nos depare...pues en todo estará SU PRESENCIA, SU LUZ Y SU AMOR.


Un fuerte Abrazo, hermano...

Carmen.

San dijo...

Creo que la Obra de Dios es Acto de Amor. Creación por Amor. Como hombres libres, amados de Dios, nos convertimos en amantes de los demás hombres, de la Vida. Amando, participamos activamente en su ininterrumpida Creación.
Porque creo en el Dios que se derrama gratuitamente en los corazones de todos, creyentes y ateos, buenos y malos, de los que se creen salvados y de los que se creen hijos de la perdición, y también de los que son indiferentes al misterio del más allá de la muerte. En el Dios que se hace sacramento en todo lo que acerca, atrae, enlaza y une: el amor. Todo amor es Dios y Dios es lo real.
Como muy bien dice TM “ no debemos existir pasivamente, sino participar activamente en Su libertad creadora, en nuestra vida y en la vida de los otros, eligiendo la verdad".

Carmen dijo...

Cada día es una nueva oportunidad para amar, para hacernos hijos de Dios.Para disfrutar de esa libertad...

Abrazos fraternos,

Carmen

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.