Seguidores

miércoles, 23 de diciembre de 2009

FELIZ NAVIDAD!!!!!

En la plenitud del tiempo…vino el Amor.


“Cuando el primer hombre eligió espontáneamente experimentar el mal y comprometió su libertad con una ilusión, sumergió su luz en las tinieblas. Su alma se convirtió en un vacío, un abismo, una nada, y la noche descendió sobre las profundidades de su espíritu. Pero en la tiniebla siguió con hambre de luz, en el caos su espíritu siguió con sed de orden y paz, y en su nulidad no podía menos de aspirar a ser, a la libertad espiritual, a una verdadera identidad. Y así el hombre clamo por la luz de la que habia huido. Y el Espíritu de Dios volaba sobre él. Pero ¿Quién podía entender ese vuelo? ¿Eran las alas de un protector o de un vengador? ¿Dios era amigo o enemigo? Las leyes que dio a los hombres, emanadas del seno de su impenetrable ocultamiento, no ofrecían respuesta satisfactoria.


En la plenitud del tiempo, Dios quiso revelar Su respuesta a esa pregunta. Quiso mostrar Su benevolencia y misericordia a los hombres. Quiso probar que nunca habia dejado de amar a Su Hijo descarriado. Y para hacerlo evidente, vino Él mismo a buscar al hijo que era incapaz de regresar a él. Así, Dios envió Su propia luz, Su palabra, Su único hijo, al mundo creado por él. Así, una vez mas, separo la luz de la tiniebla y recobro lo que era suyo”. (Thomas Merton, Tiempos de Celebración, 210/211)


¡FELIZ NAVIDAD 2009!

6 comentarios:

San dijo...

Muy hermoso este texto de TM. Una muy feliz Navidad para todos, en la lógica de Dios. Título de este poema de B. González Buelta.
“Donde acaba la ciudad
y empieza el miedo,
donde terminan los caminos
y empiezan las preguntas,
cerca de los pastores
y lejos de los dueños,
en el calor de María
y en el frío del invierno,
viniendo de la eternidad
y gestándose en el tiempo,
salvación poderosa para todos
en una fragilidad recién nacida,
liberador de todos los yugos
atado a un edicto del imperio,
rebajado hasta un pesebre de animales
el que a todos nos sube hasta los cielos,
nació el Hijo del Padre,
Jesús, el hijo de María.

Sólo abajo está el Señor del mundo
que nosotros soñamos en lo alto.
Aquí se ve la grandeza de Dios
contemplando la humildad de este pequeño.

Aquí está la lógica de Dios,
rompiendo el discurso de los sabios.
Aquí ya está toda la salvación de Dios
que llenará todos los pueblos y los siglos”.

Francisco Javier dijo...

¡Feliz Navidad para ti! Que la paz y el amor inunden tu vida hoy y siempre ;-)

Los mejores deseos para ti y los tuyos.

Un abrazo cariñoso.

Carmen dijo...

¡Feliz Navidad para todos!

Vanessa dijo...

què bellas lecturas ... ! ! ! PAZ Y BIEN !Feliz Navidad !
ha nacido Dios hecho Niño:VAMOS A ADORARLE !

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
AMIGOS DE THOMAS MERTON


DESEANDOOS UNAS FIESTAS ENTRAÑABLES DE NAVIDAD 2009 ESPERO OS AGRADE EL POST POETIZADO DE CREPUSCULO.

José
ramón...

Silvia Cristina dijo...

Hola Manuel...siempre paso...pero hace mucho que no dejo comentario...pero no podia faltar a dejar mis saludos en estas Fiestas...
NAVIDAD es la gran fiesta de la Vida..
Sigamos Celebrando y Disfrutando todos los días segundo a segundo...

Feliz Año Nuevo!! Feliz Vida!! Feliz Todo!!

Un fuerte abrazo,

Silvia Cristina

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.