Seguidores

sábado, 5 de diciembre de 2009

LA CELEBRACIÓN DE ESTA ESPERANZA.

"Nuestra tarea es buscar y encontrar a Cristo en nuestro mundo tal y como es y no como podría ser. El hecho de que el mundo sea diferente de lo que podría ser no altera la verdad de que Cristo está presente en él, y que Su plan no ha fracasado ni cambiado: en efecto, todo se hará conforme a Su voluntad. Nuestro adviento es la celebración de esa esperanza. Lo que es incierto no es la "venida" de Cristo sino nuestra acogida a Él, nuestra docilidad y capacidad de salir a Su encuentro".

 Thomas Merton.
"Tiempos de celebración", 95.

2 comentarios:

ver con los ojos del corazon dijo...

Muy bien...no es incierta su venida pues ÉL VIVE EN NOSOTROS...en nuestra Conciencia y Corazón... transfigurado en nuestro SER CRÍSTICO...

Y cierto que somos nosotros que no nos dejamos encontrar por ÉL...confundidos en nuestras dependencias, avideces, confusiones, distorsiones...

Hagámosle espacio...y le HALLAREMOS INTEMPORAL COMO ÉS...EN DIOS.

Un abrazo en CRISTO, querido Manuel

Carmen dijo...

Así es Padre Manuel nuestro adviento es la presencia de Cristo en nuestras vidas...Nuestro adviento es encontrarle cada día y hacer Su voluntad.Nuestro adviento es encontrar el sentido de nuestra vida en la Fe. Y estar alegres por el don de los hermanos, de la familia, de los hijos, del amor.Especialmente por el amor de los esposos...Gracias Padre Manuel por el don de su amistad,bendiciones,

CarmenZ

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.