Seguidores

viernes, 5 de diciembre de 2014

ÚLTIMOS APUNTES DE MERTON EN SU DIARIO 1


Cuatro días antes de su inesperada muerte: 

“6 de diciembre de 1968. Singapur. En este momento hago los preparativos para dejar Singapur. La ciudad de los transistores, magnetófonos, máquinas fotográficas, perfumes, camisas de seda, licores refinados.  Sólo llevo conmigo una provisión de carretes..para la máquina fotográfica. Estoy contento de haber venido aquí. ..Al salir al aeropuerto..pude ver la otra parte de Colombo. Había muchas estatuas católicas -bastante descabelladas, por cierto- expuestas en lugares públicos, en algunos casos protegidas por mamparas de cristal. Después de todo ésta circunstancia hace que los santos católicos se aproximen un poco más a Ghanesa y al 'amanerado'  hindú. De pronto te encuentras con un lugar en donde la religión se convierte en algo divertido. Después tú mismo decides que, a pesar de todo, eres religioso.
Mi próxima parada será el encuentro de Bangkok, que no suscita en mí especial interés. A continuación Indonesia, donde se iniciará una etapa completamente nueva de mi viaje. Todavía no estoy seguro  de adónde me llevará, o qué es lo que puedo o debo planear. Ciertamente, estoy cansado de hoteles y de aviones. Pero el viaje no ha hecho más que comenzar. A algunos de los lugares que yo quería ver desde el principio todavía no les ha tocado su turno.
'La mayoría de los seres humanos no nadarán antes de estar capacitados para ello' (Novalis) ” 
DIARIOS II

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.