Seguidores

jueves, 29 de mayo de 2008

Perplejidades y nuevos nacimientos.

"Dios hace que nos hagamos preguntas en especial cuando Él pretende responderlas.
Nos da necesidades que sólo Él puede satisfacer
y suscita capacidades que Él tiene la intensión de consumar.
Cualquier perplejidad es susceptible de ser una gestación espiritual
conducente a un nuevo nacimiento y a una regeneración mística".
Thomas Merton, 1949.
Hoy disfruté mucho los pasajes bíblicos que proponía la liturgia. Especialmente la figura del ciego Bartimeo me hizo pensar en el sentido verdadero de lo que llamamos "fe". En las últimas semanas he vivido un estado anímico muy especial, y creo que está aconteciendo en mí uno de esos momentos particulares de nuestra vida espiritual. No es algo que dependa de mi capacidad, más bien todo lo contrario, pero se están suscitando "chispas", como diría alguien.
Dios está haciendo su obra, estoy seguro, y por eso, con paciencia, aprieto los puños y aguanto el dolor.

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.