Seguidores

sábado, 8 de agosto de 2009

DEMIAN, de Hermann Hess.


DEMIAN, de Herman Hess
He hablado en este BLOG del libro "Demian. Historia de la juventud de Emil Sinclair", de Hermann Hess; guardo un recuerdo especial de su lectura, a mis 18 años, y desde entonces se lo he recomendado a muchas personas. Una de ellas, la más reciente, es un amigo, que acaba de enviarme algunos textos que le resultaron iluminadores, y me ha parecido buena idea compartirlos con los lectores del blog. Descubro que de alguna manera, e inconscientemente, hoy reproduzco en muchos sentidos aquellas ideas que deslumbraron mi recien estrenada juventud.


"-Me ha dicho usted que le gusta la música porque no es moral. De acuerdo. ¡Entonces, no tiene usted que empeñarse en ser moralista! No debe compararse con los demás; y si la naturaleza le ha creado como murciélago, no pretenda ser un avestruz. A veces se considera raro, se acusa de andar por otros caminos que la mayoría. Eso tiene que olvidarlo. Mire al fuego, observe las nubes; y cuando surjan los presagios y comiencen a hablar las voces de su alma, entréguese usted a ellas sin preguntarse primero si le parece bien o le gusta al señor profesor, al señor padre o a no sé qué buen Dios. Así uno se estropea, desciende a la acera y se convierte en fósil" (pág118)


"-Entonces -opiné yo- podía usted haber sido sacerdote.
-No, Sinclair, no. Hubiera tenido que mentir. Nuestra religión se practica hoy como si no lo fuera. Simula que es obra de la razón. En último caso hubiera podido ser sacerdote católico; pero protestante, ¡nunca! Los pocos creyentes verdaderos -conozco algunos- se atienen generalmente a la letra; a ellos no les podría decir, por ejemplo, que Cristo para mí no es un hombre, sino un héroe, un mito, una gigantesca sombra en la que la humanidad se ve proyectada a sí misma contra muro de la eternidad. Y a los demás, a los que van a la iglesia a oír palabras sensatas, para cumplir un deber, para no perderse algo y por otras razones parecidas, a ésos, ¿qué les podría haber dicho? ¿Convertirlos? ¿Usted cree? Pero a mi eso no me interesa. El sacerdote no quiere convertir a nadie; quiere únicamente vivir entre creyentes, entre sus iguales, y quiere ser portador y expresión del sentimiento que forja a nuestros dioses.
Se interrumpió y luego siguió: -Nuestra nueva fe, para la que hemos elegido el nombre de Abraxas, es hermosa, querido amigo. Es lo mejor que tenemos. ¡Pero está aún en mantillas! Aún no le han crecido las alas. ¡Ah!, una religión solitaria no es verdadera. Tiene que convertirse en comunitaria; tiene que tener sus cultos, sus bacanales, sus fiestas y sus misterios..." (pág 119)


"Sé que tiene usted sueños de los que nada me dice. No los quiero conocer. Pero le digo una cosa: ¡vívalos todos, viva esos sueños, eríjales altares! No es lo perfecto, pero es un camino.
Ya se verá si nosotros, usted y yo y algunos más, somos capaces de renovar el mundo.
Pero debemos renovarlo en nosotros mismos, día a día; si no, nada valemos. ¡Piense en ello!.." (pág 120)

"Pero la mayoría de las veces se trata de un error. Yo no digo que usted haga todo lo que le pase por su mente. No. Pero tampoco debe usted envenenar las ideas, reprimiéndolas y moralizando en torno a ellas, porque tienen su sentido. En vez de clavarse a sí mismo o a otro en una cruz, se puede beber vino de una copa con pensamientos elevados, pensando en el misterio del sacrificio..."

"Las cosas que vemos -dijo Pistorius con voz apagada- son las mismas cosas que llevamos en nosotros. No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos vive tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Sinclair, el camino de la mayoría es fácil, el nuestro difícil. Caminemos".(pág 121)

"Ha habido mártires que se han dejado crucificar a gusto; pero tampoco ellos eran héroes, no estaban liberados; también ellos deseaban algo que les resultara amable y familiar, y tenían modelos e ideales. Quien desee solamente cumplir su destino, no tiene modelo, ni ideales, nada querido y consolador. Este es el camino que habría que seguir. La gente como usted y como yo está muy sola; pero, al fin y al cabo, nosotros tenemos nuestra amistad, tenemos la satisfacción secreta de rebelarnos, de desear lo extraordinario". (pág139)

9 comentarios:

Anónimo dijo...

El libro de que hablas es raro y enigmático, con cierta carga de pesimismo, habitual en la obra de Hess; no obstante durante mucho tiempo fue uno de esos textos que los jóvenes buscaban para iniciarse en el misterio de la vida. Ciertamente los pasajes seleccionados refieren a un sacerdocio que se ejerce en la vida, y nos hacen pensar. También TM leyó a Hess, y tendríamos que leerle más hoy, que tenemos sus textos al alcance de la mano.
Gracias, Manuel.
ABEL.

Inés dijo...

"Sé que tiene usted sueños de los que nada me dice. No los quiero conocer. Pero le digo una cosa: ¡vívalos todos, viva esos sueños, eríjales altares! No es lo perfecto, pero es un camino.
Ya se verá si nosotros, usted y yo y algunos más, somos capaces de renovar el mundo.
Pero debemos renovarlo en nosotros mismos, día a día; si no, nada valemos. ¡Piense en ello!.."

La vocación de cada uno tiene que ver con los grandes deseos que tenemos en el corazón, y que coinciden con nuestra felicidad, al discernirlos en la oración y confrontarlos con una persona espiritual de nuestra confianza descubrimos que son verdaderos, son deseos que coinciden con la voluntad de Dios para cada uno. Lo bueno es descubrirlos, y no achicarnos ante las dificultades que vienen al emprender el camino.
Para renovarnos día a día vale la pena dejarnos ayudar y ayudar a otros a descubrir el camino interior.
Pienso que muchas veces en este blog entre los textos que nos presenta Manuel y los comentarios de cada uno podemos darnos una ayuda grande para descubrir por dónde seguir andando como comunidad dentro de la Iglesia para servir de muchas maneras, según el carisma de cada uno.

Gracias p. Manuel por tu entrega y servicio como sacerdote con este carisma de dar a conocer a TM y otros autores espirituales. Gracias a todos los que pasan por aquí para compartir la fe y de tan distintas formas acercan a los demás una palabra de aliento.
Saludos, ánimo y adelante.
Inés

Anónimo dijo...

Hola y saludos desde Monterrey, Nuevo León, México...estoy buscando el libro "Nuevas Semillas de Contemplación" en formato pdf pero no puedo encontrarlo...

También si hay otros libros de Merton gratis en el internet ¿me puede pasar los links...?

¡Muchas gracias y Dios le bendiga!

Manuel. dijo...

El unico libro que puede hallarse gratis de TM en formato digital, al menos en español, es El camino de Chuang Tzu. Ese que citas está en librerías, publicado por Sal Terrae.

Anónimo dijo...

El camino interior y el camino exterior es una unidad. Un todo. Tienen etapas, evoluciones, todas válidas y positivas. Todas ellas forman el yo.
Hay que seguir, unas veces vale lo que elegimos, otras veces hay que reformarlo, o derribarlo par construir de los escombros. Sólo nosotros sabemos lo que sentimos y necesitamos, nuestros mejores consejeros y directores de nuestra obra. La vida de cada uno es única, los caminos por los que transita son varios y todos válidos.
Alberto

Anónimo dijo...

Creo que la vocación más útil, la que más sirve al mundo, es la vocación de ser auténticamente humanos. Es lo que busca Hesse,entre otros.
J.Antonio

SAN dijo...

Hesse deja huella al leer cualquiera de sus obras. Gracias, Manuel, por recordarlo. La búsqueda del Yo, el descubrimiento de la sabiduría y la feliciad que encierra, iniciadas en Demian, tienen continuación en Siddharta, que leí hace tiempo y acabo de revisitar. Algunos párrafos:

"No, un auténtico buscador, alguien que realmente deseara encontrar, no podía aceptar doctrina alguna. Pero, el que ha encontrado sí puede adoptar cualquier doctrina, todas, todos los caminos y objetivos..."

"Cuando alguien busca, suele ocurrir que sus ojos solo ven aquello que anda buscando, y ya no logra encontrar nada ni se vuelve receptivo a nada porque sólo piensa en lo que busca, porque tiene un objetivo y se halla poseído por él. Buscar significa tener un objetivo, pero encontrar significa ser libre, estar abierto, carecer de objetivos…”

"Y he aquí una doctrina de la que vas a reírte: el amor, Govinda, me parece la cosa más importante que existe. Analizar el mundo, explicarlo o despreciarlo acaso sea la tarea principal de los grandes filósofos. Yo en cambio lo único que persigo es poder amar al mundo, no despreciarlo, no odiarlo a él ni odiarme a mí mismo, poder contemplarlo -y con él a mí mismo y a todos los seres- con amor, admiración y respeto..."

Anónimo dijo...

Hesse también tiene interesantes poemas.
Traigo fragmento de uno, especialmente dedicado a San, que es entusiasta de la poesía.

Reflexión
Divino es y eterno el Espíritu.
Hacia Él, cuya imagen e instrumento somos,
conduce nuestro camino, y es nuestro entrañable anhelo
llegar a ser como Él, fulgurar con su luz.
Mas del barro y mortales nacimos
e inerte pesa en nosotros, criaturas, la gravedad.
Y ni condenas ni odios,
sino amor nos acerca a la meta sagrada.
Roberto

Anónimo dijo...

n_n jaja, Demian es de mis libros favoritos en general, y de las novelas más conmovedoras que he leído de Hesse. Lo leí cuando tenía 14, jaja, y practicamente todas las frases del libro coincidían con mis pensamientos más ahbituales y privados; creo que ese es el gran misterio de la historia. Identificarme con esa manera con alguien es demasiado extraño en mí, supongo que por eso tomé la historia como encantadora y tan personal... Creo que estoy convenciéndome de que eso pasó con todos nosotros, con cada persona que leyó el libro en su juventud. Es que en verdad, la lectura de él se convirtió en una vía des escape... o en todo caso, una especia de camino por el cual vemos claras nnuetras ideas, y decimos algo como: "vya, no estoy del todo loco" jajaja , no creen? n_n una frase en especial me gustó mucho, en la cual se veía reflejado casi por completo el pensamiento en el q me apoyaba pra entonces: "no hubiera sido capaz de contar a nadie una palabra sobre mis sueños, esperanzas y transformaciones interiores, aunque hubiera querido. Pero, como lo iba a querer?"

Saludos y buenas tardes a todos n_n

Muy lindo blg

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.