Seguidores

martes, 10 de agosto de 2010

ENAJENADOS

“Quien intente actuar y hacer cosas por los demás o por el mundo sin profundizar su propia comprensión, su propia libertad, integridad y capacidad de amar, no tendrá nada que dar a los demás. No les comunicará más que el contagio de sus propias obsesiones, su agresividad, sus ambiciones centradas en su ego, sus delirios sobre los medios y los fines, sus ideas y prejuicios doctrinarios. No hay nada más trágico en el mundo moderno que el abuso de poder y de la acción, al que se ven arrastrados los hombres por sus imprudencias y errores fáusticos. Nunca hemos tenido tanto poder como ahora y, no obstante, nunca hemos estado más enajenados y alejados del fundamento íntimo del significado y del amor”.
Thomas Merton

2 comentarios:

San dijo...

Creo que sólo el amor es real y fundamentalmente humano. Como dice también TM “…Sin embargo, hay que decir una vez más que el amor no es imposible. El amor no es irreal. Al contrario, el amor es la única realidad. Todo lo que no es amor es fundamentalmente imposible”.

Edit dijo...

Uno solo puede dar lo que tiene en su interior.
Para ello debemos cultivarnos todos los días.
Ser capaces de aprender, de recibir y de compartir las experiencias diarias, con amor.
De lo contrario uno es un cascarón que nada tiene, y solo pretende imponer sus caprichos del momento.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.