Seguidores

viernes, 13 de agosto de 2010

NUEVOS HORIZONTES

“Hay que admitir que la vida contemplativa oficial tal y como se vive en nuestros monasterios, necesita un replanteo a fondo, porque está aun demasiado identificada con formas de pensamiento que, aunque aceptadas hace quinientos años, resultan totalmente extrañas al hombre moderno”.

“La oración y la meditación tienen que desempeñar un papel importante: abrir nuevas vías y nuevos horizontes. Si nuestra oración es la expresión de un deseo, profundo e inspirado por la gracia, de lograr algo nuevo en la vida (y no sólo una adhesión ciega a lo que siempre hemos conocido y nos parece seguro), Dios actuará en nosotros y a través de nosotros para renovar a la Iglesia, preparando, en oración, lo que aun no podemos imaginar ni comprender”.
Tomado de “Acción y contemplación”, Pág. 87-95.

THOMAS MERTON.

4 comentarios:

Inés dijo...

Un texto para infundir esperanza y confianza en el camino de la oración y la meditación, TM inspira nuevos horizontes.

El deseo del bien, la verdad y la belleza que despliega la gracia en el corazón humano renueva la vida.
Y la Iglesia lo que más necesita desplegar es la vida, creo yo.

San dijo...

Creo que merece siempre la pena apostar por nuevos horizontes que hagan posible un mayor acercamiento al “paisaje” original de Jesús, a la esencialidad del mensaje y la vida de Cristo. Vencer las seguridades y las garantías cómodas que no brinda cualquier tipo de “oficialidad”, arriesgarnos, evolucionar y seguir lanzándonos al vacio de Dios, con una fe que nos comprometa a ser cada día más fieles a nuestra real y divina humanidad.

Manuel dijo...

Gracias SAN por tu fidelidad y constancia, aun en momentos difíciles para tí. Este blog te debe mucho.

San dijo...

Bueeeeeeeno…qué sorpresa este agradecimiento, que además no creo merecer. En todo caso, el agradecimiento lo hago mutuo, Manuel. Aunque, haciendo justo “balance” San siempre deberá mucho más al blog que viceversa.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.