Seguidores

jueves, 26 de agosto de 2010

EL TRABAJO DE COMPRENDER

"La vida es, o debería ser, solamente una lucha por buscar la verdad; pero lo que buscamos es realmente la verdad que ya poseemos. La verdad es mía en la realidad de la vida tal como se me da para que la viva: pero tomar la vida sin pensarlo, pasivamente, tal como viene, es renunciar a la lucha y a la purificción que son necesarias. No se puede sencillamente abrir los ojos y ver. El trabajo de comprender implica no solo dialéctica sino un largo esfuerzo de aceptación, obediencia, libertad y amor".

 Thomas Merton, Conjeturas....171.

3 comentarios:

Edit dijo...

Solo llegamos al estado de Paz, cuendo hemos librado esa batalla y logramos crecer en el Amor.

Inés dijo...

"Como escribió san Agustín tras su conversión, fe y razón son "las dos fuerzas que nos llevan a conocer" (Contra academicos, III, 20, 43). A este respecto, son justamente célebres sus dos fórmulas (cf. Sermones, 43, 9) con las que expresa esta síntesis coherente entre fe y razón: crede ut intelligas ("cree para comprender") —creer abre el camino para cruzar la puerta de la verdad—, pero también y de manera inseparable, intellige ut credas ("comprende para creer"), escruta la verdad para poder encontrar a Dios y creer.-Audiencia de Benedicto XVI, Mi.30-1-2008.-

"Creer para comprender y comprender para creer",pero esto requiere un esfuerzo de cada día, como explica en este texto T.M: "El trabajo de comprender implica no solo dialéctica sino un largo esfuerzo de aceptación, obediencia, libertad y amor". Sobretodo para comprendernos a nosotros mismos en Dios, conocer la verdad es un regalo y un esfuerzo que libera nuestra interioridad.

San dijo...

Creo que es muy importante comprender, y la necesidad de comprensión para el ser humano, aunque a veces sea difícil. Requiere actividad, no quedarse “dormidos”. Indudablemente es un valor, y conlleva también una gran dosis de generosidad. En la comprensión se encuentra, además, el misterio y la maravilla que habita en cualquier proceso de creación mental. Comprender y ser comprendidos ayuda siempre a alcanzar un estado de tranquilidad, de paz interior.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.