Seguidores

martes, 16 de agosto de 2011

LO QUE ES DE DIOS HA DE PERDURAR

“Donde hay vida, hay movimiento y crecimiento. Donde la vida se manifiesta, debemos estar preparados para las sorpresas, los cambios inesperados y la renovación constante. Ningún ser vivo es el mismo en dos momentos diferentes. Vivir es afrontar una y otra vez lo desconocido. Nunca sabemos exactamente cómo nos sentiremos, pensaremos y nos comportaremos la próxima semana, el próximo año o dentro de una década. Para vivir es esencial confiar en un futuro desconocido que exige una rendición al misterio de lo impredecible”. (H. Nouwen, “El trabajo por la paz”, 65)

“La opción radical es confiar en que, en todo momento, Dios estará contigo y te dará lo que más necesites. Dios te dice: “Te amo, estoy contigo, quiero verte acercarte a mí y experimentar la dicha y la paz de mi presencia Quiero darte un nuevo corazón y un nuevo espíritu…Todo lo mío es tuyo. Sólo confía en mí y déjame ser tu Dios”. Esta es la voz que tienes que escuchar. Al concluir este período de renovación espiritual, una vez más te enfrenas a un decisión. Puedes optar por recordar este momento como un intento fallido de renacer por completo, o puedes optar por recordarlo como el muy valioso momento que Dios comenzó a hacer cosas nuevas en ti que deben ser completadas.
Recuerda que estás a salvo. Eres amado. Estás protegido. Estás en comunión con Dios y con quienes te han sido enviados por Dios. Lo que es de Dios ha de perdurar. Pertenece a la vida eterna”.
(H. Nouwen, “La voz interior del amor”, 109)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Manuel, estas palabras de Nouwen son muy importantes para mi. Sé que Dios se aparece con una sorpresa en cualquier momento de la vida y si tuviera la hondura espiritual y la facilidad de expresarla que Nouwen, hubiera escrito el mismo párrafo..
En cuanto a que nunca sabemos como nos comportaremos, en un duro momento de mi vida, acompañando la grave enfermedad de alguien muy querido durante varios meses, y rodeada del dolor ajeno de enfermos y familiares, aprendí que uno nunca puede ni pasar juicios sobre el proceder de nadie, ni mucho menos decir "yo en su lugar hubiera hecho..", porque lo que haremos, y lo que haríamos, también puede ser completamente impredescible.
Lo que sí es predecible, y adorable
es el amor con que Dios nos presenta las sorpresas y las cosas de la vida, como dice el segundo fragmento.
Un abrazo,
Sol

San dijo...

Estos dos fragmentos de Nouwen me parecen de una luminosidad arrolladora. Un verdadero canto al poder del Amor en nosotros y una clara exposición de las maravillas que podemos experimentar en Él, con Él, por Él: confianza, plenitud, felicidad. VIDA.

ines dijo...

“La opción radical es confiar en que, en todo momento, Dios estará contigo y te dará lo que más necesites"Nowen

"Porque soy tu Dios y tu amigo no te abandono estoy contigo para protegerte", esto es parte de la Palabra de Dios, no sé la cita, pero está en la Biblia.

Las palabras de Nowen nos acercan a esta Palabra, que es Jesús Resucitado consolandonos en el espíritu, en el día a día con su presencia.
La fe y la confianza en Dios nos fortalecen por dentro y nos renuevan en la opción que ya hemos hecho por seguirlo de cerca.

Gracias Manuel por darnos a conocer estos escritos, ayudan, dan ánimo en el camino de nuestra búsqueda de Dios.

Anónimo dijo...

MERTON Y LOS PROGRES


http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=17374

Francisco dijo...

Gracias...

Sahaquiel dijo...

Hola Manuel, quería simplemente agradecerte por dar a conocer la obra de Merton. Creo que ha sido uno de los primeros lugares en los que he tenido la oportunidad de leer algo suyo.

Saludos.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.