Seguidores

jueves, 10 de octubre de 2013

ARTE SAGRADO

"El predominio en todas partes del mal llamado arte sagrado, constituye realmente un problema espiritual grave, comprable, por ejemplo, al problema análogo del aire contaminado en nuestros grandes centros industriales. Uno respira ese aire viciado, consciente únicamente de un ligero malestar general, dolor de cabeza, picor en los ojos; pero, a la larga, el efecto es grave".

"San Juan Damasceno dijo una vez: Si un pagano viene a pedirte que le muestres tu fe, llévale a la iglesia y muéstrale los iconos sagrados Estas palabras fueron pronunciadas, como algo normal, en la gran época del arte bizantino. Los tiempos y el arte han cambiado. Sería superfluo comentar el hecho de que estas palabras ya no son tan verdaderas como podían serlo entonces. En realidad, más de uno se  avergonzaría instintivamente si tuviera que enseñar a un amigo no católico algunas de las esculturas o vidrieras que se encuentran en nuestras iglesias".

"Profesores, sacerdotes y padres parecen muy poco conscientes del hecho de que el mal arte es nocivo, y que el arte sagrado verdaderamente cristiano ejerce una poderosa influencia formativa en el alma cristiana. Esta influencia es, de alguna manera, completamente irremplazable. Pero el mal arte ejerce una influencia igualmente poderosa de deformación".

Thomas Merton
"El arte sagrado y la vida espiritual"

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.