Seguidores

viernes, 18 de octubre de 2013

VEN, ESPÍRITU DE DIOS

"El Espíritu que da testimonio de sí mismo en el corazón del creyente es el antídoto eficaz contra el miedo, el aburrimiento, la desesperación, la resignación y todas las otras cosas que pueden desviarnos del camino de la plegaria, de la ruta real hacia el encuentro con aquello que verdaderamente hay en el fondo de nuestro corazón".

"La defensa que necesitamos y que de hecho es la que nos otorga el Espíritu Santo es, por encima de todo, protección contra nosotros mismos. En efecto, aquello que suele echar a perder nuestras vidas no viene de fuera, sino que nace, se fortalece y actúa desde nuestra interioridad más profunda, y posee nombres como estos: miedo, intemperancia, orgullo, apatía ante los estragos que aparecen en la vida de los otros".

Lluis Duch 
"Meditaciones en un tiempo de otoño".

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.