Seguidores

miércoles, 11 de enero de 2012

COMUNIDAD PROFÉTICA

“Tenemos que enfrentar el hecho de que la vida contemplativa, tal como está organizada hoy en día, no es tan sólo no profética; es anti profética. Está deliberadamente concebida para bloquear toda posible reacción profética. Si alguien hiciera aquí algo profético, se armaría un tremendo alboroto, la comunidad misma se escandalizaría. No sabríamos cómo manejarla. Estamos tratando de llegar a un arreglo sistemático en el cual todo el mundo pueda tener suficiente tiempo libre, un mínimo de trabajo, y nadie a sus espaldas. Esto está bien y es agradable, pero no es la vida contemplativa.
Yo creo que podemos llegar a un arreglo mejor. No sólo los individuos sino la comunidad misma debería ser profética. Esto es un ideal, por supuesto. Pero es nuestra tarea: no pura y simplemente producir individuos proféticos que podrían convertirse en un dolor de cabeza, sino ser nosotros una comunidad profética”.


Thomas Merton, "Los Manantiales de la contemplación".

1 comentario:

San dijo...

De qué manera y con qué certeza da Merton en la “diana” en este párrafo. Sólo unas líneas, pero de ellas se pueden sacar conclusiones para llenar un enciclopedia sobre lo que es y de lo que debería ser, sobre lo que sobra y lo que falta. Deja todo bien clarito y evidente. Y cincuenta años después seguimos en las mismas.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.