Seguidores

viernes, 20 de marzo de 2015

TRES ETAPAS DEL CAMINO

“El Camino no comienza hasta que el discípulo ha abandonado todo y ha superado dos etapas importantes de su evolución: la primera, en la que todo gira alrededor de su ego, el egocentrismo, y la segunda, en la que todo gira en torno al prójimo, una obra a los valores de una comunidad. Entonces entra en una tercera etapa en la que todo gira alrededor de lo divino y de la transformación en una persona deificada. A partir de ese momento, las dos primeras etapas, el compromiso consigo mismo y con el prójimo o con el mundo, adquieren un aspecto de naturaleza radicalmente distinta. El Camino representa para el discípulo una entrega total y sin condiciones para seguir al Maestro. Lo Absoluto no puede surgir más que cuando lo relativo le cede su puesto”.

K.G. Dürckheim

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.