Seguidores

jueves, 12 de marzo de 2015

TRES IDEAS SOBRE LA VIDA CONTEMPLATIVA

“La vida contemplativa no es algo objetivo que está ahí y a lo que, tras de dar muchas vueltas, se gana acceso finalmente. La vida contemplativa es una dimensión de nuestra existencia subjetiva. Descubrir la vida contemplativa es un nuevo descubrimiento de uno mismo. Podríamos decir que es el florecimiento de una identidad más profunda en un plano completamente diferente de un simple descubrimiento psicológico, una nueva identidad paradójica que tan sólo se descubre con la pérdida del ego. Encontrarse perdiéndose: eso es parte de la contemplación”. (147)

“El secreto de la vida contemplativa está en esta capacidad de estar activamente alerta, en un alerta activo y expectante en que la actividad es una profunda respuesta personal en un nivel que está, por decirlo así, más allá de las facultades del alma”. (148)

“La oración contemplativa es una profunda actividad interior, en las raíces mismas de nuestro ser, en respuesta a Dios quien tiene la iniciativa y, sin embargo, nos lleva por nuestra parte, a ciertas formas muy sutiles de iniciativa obediente. Esta combinación de iniciativa y pasividad expectante es diferente en cada persona, pues muchas cosas intervienen en ella. En la renovación de la vida contemplativa, no debemos reducir las posibilidades de desarrollo individual como ha sido antes el caso”. (148)
Thomas Merton. Acción y contemplación

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.