Seguidores

domingo, 18 de febrero de 2007

La vida es un dón.


"La vida es un don del que yo me alegro: no maldigo el día en que nací. Al contrario, si no hubiera nacido, nunca habría tenido amigos que amar y que me amacen, nunca habría cometido errores de los que aprender, nunca habría visto nuevos países. Por lo que se refiere a los sufrimientos que yo haya podido padecer, son algo intrascendente y en realidad forman parte del gran bien que ha sido y espero continuará siendo la vida". (Thomas Merton, Diarios I, 210)


Así empezamos.

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.