Seguidores

sábado, 12 de abril de 2008

Buscar bendiciones.


El gobernador Wei dijo:
He oído contar que cuando Bodhidharma intentó por primera vez enseñar al Emperador Wu de Liang, el emperador le preguntó: “Me he dedicado toda mi vida a construir templos, a ordenar monjes, a repartir limosnas y comida por caridad: ¿Qué virtud he logrado?” Bodhidharma respondió: “En realidad, no se logra ninguna virtud”. Yo no entiendo este principio; te ruego que me lo expliques.
El Maestro dijo:
En realidad, no se logra ninguna virtud: no dudes de las palabras del antiguo sabio. La mente del emperador Wu estaba equivocada y él no reconocía la verdadera enseñanza. Construir templos, ordenar monjes, repartir limosnas y comida por caridad se llama buscar bendiciones. Las bendiciones, por sí mismas, no se pueden considerar como virtud lograda. La virtud se encuentra en la personificación de las cualidades, no en el cultivo de las bendiciones.

“El Sutra de Hui Neng”. Comentarios al Sutra del diamante.
Arca de sabiduría, 1999.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos desde República Dominicana. Salí esta mañana bien temprano y ya he recibido abundantes muestras de afecto de mis hermanos carmelitas. Estoy intentando acceder al blog, pero por el momento no me admite la contraseña. Espero sea algo pasajero, y poder seguir desde acá comentándole sobre las incidencias del viaje.
Este relato que les comparto me sirvió de motivación para la prédica de ayer en la tarde en la parroquia, y creo tiene una intuición muy rica e interesante acerca de lo que buscamos en la fe.
Trataré de comentarles más sobre ello en otra entrada.
Manuel.

Profeballa dijo...

Suerte, hoy lo encomendè en la misa dominical cuando el padre ofrecìa el pan en la patena...

Didaje dijo...

Saludos desde Chile, somos los autores del blog www.lucharyamar.blogspot.com

DIDAJÉ.

SACERDOTES SALESIANOS.

DE LA MANO DE TERESA DE JESUS dijo...

Que tengas una buena estadia y espero que puedas entrar al blog y contarnos sobre tus experiencias ahi.

Un abrazo, Teresa

M. Jose dijo...

Un fuerte abrazo Manuel. Con el blogs...paciencia...
Te esperamos...pero antes descansa y disfruta de tu viaje...
Un abrazo

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.