Seguidores

viernes, 3 de julio de 2009

Los santos: memoria subversiva.


"La memoria de los santos es necesaria. Pero no puede ser una memoria estéril, y menos aún mortal. Es ley común que en las regiones del espíritu uno encuentra lo que va buscando y no necesariamente lo que existe. Este criterio tiene que aplicarse a la memoria de los santos, de todos los santos. Si la memoria de los santos no desnuda, sino que ayuda a cambiar las ropas de trabajo por las de fiesta, no habemos hecho más que que aumentar el ruido, el fasto, la tentación y la muerte sin remedio. La memoria de los santos no puede dejar de tener un resquicio de amargor, porque juzga con el implacable argumento de la vida. Aunque ello no quiera decir, en modo alguno, que se trate de una memoria trágica. La memoria de los santos no sólo condena muchas posesiones nuestras, sino que alumbra también muchas privaciones. Cuando la memoria de los santos deje de ser la disculpa pública de nuestra mezquindad y se convierta en pública acusación de la misma, entonces la memoria de los santos habrá dado a los hombres no sólo una esperanza cristiana que supera la esperanza evanescente, sino que habrá hecho de ellos indicadores del único camino que tiene el cristiano. La memoria de los santos está circundada de mentira y sonrojo, cuando aun queda capacidad para sonrojarse. El papel aguanta mucho, y por eso la más últrajada memoria de los santos está en los papeles, en papel mojado o en papel que acabará al fin mojándose. Así es nuestra memoria de los santos: papel mojado".


Augusto Guerra.
(Escrito en Rev. de Espiritualidad, 1980)

3 comentarios:

ver con los ojos del corazon dijo...

Gracias MANUEL por recordarnos esa memoria espiritual de la vida de los Santos...ese rastro firme y sutil a la vez que alumbra a todos aquellos que en ellos piensan, a ellos se dirigen con su Corazón, su Mente, su Pregária... Su presencia nos llega, alumbrada por JESUS, el MAESTRO intemporal y eterno que barre nuestra ignorancia básica y nos muestra y lleva a la dimensión del REINO, del SER...EL DIVINO que habita en nuestro CORAZON y que todo lo penetra y Abraza...

UN ABRAZO Y UNA MIRADA DE PUREZA Y ECUANIMIDAD INTERIOR.

Carmen de Conciencia Primordial

SAN dijo...

No podía ser de otra manera, los santos, memorias subversivas, porque ejemplifican, en su vida, la gran memoria subversiva que nos enamoró el alma, que es Jesús, nuestro Cristo. Un Amor revolucionario, que remueve y transforma nuestra mirada del mundo y de los hombres, que nos embarca a navegar en aguas de compasión, solidaridad, servicio, respeto, tolerancia y justicia. Siempre impulsados por el viento favorable de su Espíritu, en una travesía que se hace esperanza por la confianza de sabernos amados por un Padre que es absoluta ternura y que nos aguarda sin condiciones, nos espera fuera de tiempos y lugares.
La memoria de los santos deberíamos aprehenderla con la razón, escribirla en el corazón y manifestarla con la acción.
Los buenos argumentos no deben quedar sólo en papel, tienen que grabarse en la vida.
Siempre estamos a tiempo, como decía Machado (Antonio),"hoy es siempre todavía".

Anónimo dijo...

Los santos no son papel mojado cuando subvierten nuestra vida. Un santo siempre supondrá un trastorno para el egoísmo y la indiferencia.
Estos versos de Machado, un gran poeta nacido en mi tierra sevillana, para San. ¿No serás también de Sevilla?
Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Roberto

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.