Seguidores

jueves, 14 de octubre de 2010

SANTA TERESA.

Tener una santa osadía: "Dios nos libre, cuando algo hiciéramos no perfecto, decir: no somos ángeles, no somos santos; mirad que, aunque no lo somos, es gran bien pensar, si nos esforzamos, lo podríamos ser, dándonos Dios la mano; y no hayáis miedo que quede por Él, si no queda por nosotros. Esta presunción querría yo en esta casa, que hace siempre crecer la humildad: tener una santa osadía que Dios ayuda a los fuertes y no es aceptador de personas". (Camino)

Un gran tesoro: "No se espanten de las muchas cosas que hacen falta para comenzar este viaje divino, que es camino real para el cielo. Se gana, yendo por él, gran tesoro; no es mucho que cueste mucho a nuestro parecer. Tiempo vendrá que se entienda cuán poco es todo para tan gran precio". (Camino)

Una gran determinación en el seguimiento de Cristo: "Digo que importa mucho, y el todo, una grande y muy determinada determinación de no parar, venga lo que viniere, suceda lo que sucediere, trabajase lo que se trabajare, murmure quien murmure, siquiera llegue allá, siquiera se muera en el camino o no tenga corazón para los trabajos que hay en él, siquiera se hunda el mundo. Ningún caso hagan de los miedos que les pusieran, ni de los peligros que os pintaren. Que no les engañe nadie en mostrarles otro camino sino el de la oración". (Camino)

2 comentarios:

San dijo...

Teresa ofrece a todo el que la lee su experiencia personal de libertad en Dios. La aventura de una gran mujer que anuncia, contagia y agradece la absoluta certeza del amor divino. En su camino, la oración es, en todas sus formas, la manera de vivir el misterio cristiano. Es su puerta de entrada al castillo interior.

ines dijo...

P. Manuel,
Qué suerte tienen los que perseveran en la oración, y vuelven a empezar cada día el diálogo con Jesús, el amigo que nos acompaña por el camino, santa Teresa nos ha dejado un camino seguro para seguir las huellas de Cristo; en mi comunidad de Esclavas del Sagrado Corazón estamos haciendo un taller semanal sobre nuestra relación con Jesús y apuntes teresianos, muy esclarecedor. Nos lo da una hermana de la Compañía de Santa Teresa.
Lo estamos disfrutando muchísimo.

Gracias por esta entrada, y felíz día mañana, santa Teresa les acerque del Corazón de Jesús las gracias que necesitan más en la ocd, un saludo agradecido,
Inés, aci

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.