Seguidores

viernes, 22 de octubre de 2010

VIVIR.

La vida no tiene que ser considerada como un juego en el que se puntúa y alguien gana. Si estás demasiado interesado en ganar, nunca te divertirás jugando. Si estás demasiado obsesionado con el éxito, te olvidarás de vivir. Si sólo has aprendido cómo triunfar, es probable que hayas desperdiciado tu vida”.
 (AMAR Y VIVIR, 20).

Thomas Merton

4 comentarios:

Nacha dijo...

Hay citas geniales que, con pocas palabras y haciendo uso de un lenguaje simple, son capaces de transmitir una gran sabudiría y de conmover los corazones y, ésta de Thomas Merton es, sin duda, una de ellas.
Gracias por compartirla.
Un saludo

San dijo...

Sigo creyendo, Manuel, que en estos fragmentos que nos transcribes de “Amar y vivir”, de Merton, triunfa la inteligencia y la vida. Son pensamientos que interpelan, sugieren, fascinan, cuestionan… Ponen en marcha la saludable maquinaria de las interrogaciones y la búsqueda de respuestas.
Deberíamos invertir tiempo y energía en vivir, que no es lo mismo que pasar por la vida. Como dice Whitman: “…No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas…Vive con intensidad tu vida y no dejes nunca de soñar”.
Si descubrimos y disfrutamos las caricias, las palabras, la mirada de la vida, sin duda le dedicaremos estos versos de Amado Nervo:
“Vivir sin tus caricias es mucho desamparo;
vivir sin tus palabras es mucha soledad;
vivir sin tu amoroso mirar, ingenuo y claro,
es mucha obscuridad...”

Anónimo dijo...

Vivir... decía hoy Zygmunt Bauman, premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, en una excepcional disertación: "Cervantes demostró que la única cosa que nos queda frente a esa ineludible derrota que se llama vida es intentar comprenderla"

Anónimo dijo...

La vida: un tema para estar hablando "toda la vida". Tema para filósofos y maestros espirituales.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.