Seguidores

domingo, 24 de agosto de 2008

Nuevas frases para meditar y rumiar.


Cristo, más que trasmitirnos divinidad, nos la anuncia, porque siempre fue nuestra, y por el pecado que nos hace ignorantes e incapaces para ver a Dios, no nos damos cuenta.

Por eso dijo Eckhart: “La salvación eterna que nos trajo Cristo, era nuestra”. En esta línea también: “Las religiones deberían decir más bien a sus seguidores lo que son y no cómo deben comportarse”. (W.J) Y lo mismo: “El ser humano tiende a esperar la salvación de otra persona; está esperando que quizá haya alguien que lo realice en su lugar".

“Hay un dicho: vender agua en el río. Significa que el Maestro está de pie en el río, con el agua hasta las rodillas, y vende el agua a las personas que se le acercan. Podrían cogerla ellas mismas del río, pero prefieren dar dinero a cambio de agua. No se atreven a coger el agua por sí mismas”. (W.J)



“Sentado en la puerta de la casa cuando aun estaba claro me puse a rezar el rosario; pensé en ese momento que esta oración podría ocupar ahora un lugar central en mi vida, cuando soy incapaz para otras formas de oración. Cuando meditaba en el misterio de la Transfiguración vino a mi mente un versículo de un salmo: “Que brille tu rostro y nos salve”. En ese momento recibí una luz interior y “pude ver”… eso duró apenas unos segundos, pero era como si una puerta se abriera y comprendí lo cerca que está la luz y la paz de nosotros”. (Yo; 12, agosto, 2004)

“La Verdad vendrá sin que la inviten. Llegará tan rápida y sorpresivamente como el viento. Llega en secreto, no cuando la aguardamos, cuando la deseamos. Está ahí, tan súbita como la luz del sol, tan pura como la noche. Pero para recibirla, el corazón debe estar lleno y la mente vacía” (K)

“”La verdadera meditación consiste en hacer asombrosos e inesperados descubrimientos dentro de uno mismo, sin ninguna dirección o propósito”. (K)

6 comentarios:

Analía dijo...

"La Verdad vendrá sin que la inviten. Llegará tan rápida y sorpresivamente como el viento. Llega en secreto, no cuando la aguardamos, cuando la deseamos. Está ahí, tan súbita como la luz del sol, tan pura como la noche. Pero para recibirla, el corazón debe estar lleno y la mente vacía”

Esto experimento en este tiempo. Ahora lo entiendo, y empiezo a intuírlo. La verdad hace fuerza por salir a la luz, no cuando uno lo desea, sino cuando el corazón se serena y la mente descansa.

Ya me la transcribo para tenerla cerca, aunque la idea con palabras menos ordenadas y claras, da vueltas dentro en este tiempo.
Gracias por compartir.

Manuel. dijo...

Gracias, amiga. Tienes razón: la verdad no es un concepto: es una experiencia, y no tanto de la mente, sino del corazón.

Anónimo dijo...

Compartiros que estoy leyendo " Diario de Asia " de Merton,francamente delicioso y esclarecedor.
Todo mi cariño a quién por aqií se acerca.
nieves

Anónimo dijo...

En el camino vamos encontrando perlas, de mucho valor para la andadura, larga y empinada, al monte de Dios. Gracias, Manuel, por estas que compartes.
Un abrazo: Sergio.

Silvia dijo...

Hola Manuel!!
Hermosa frases para meditar...bien lo has dicho...

“La Verdad vendrá sin que la inviten. Llegará tan rápida y sorpresivamente como el viento. Llega en secreto, no cuando la aguardamos, cuando la deseamos. Está ahí, tan súbita como la luz del sol, tan pura como la noche. Pero para recibirla, el corazón debe estar lleno y la mente vacía” (K)
Gracias por compartir todo lo que tienes!!

Un saludo cordial !!!
Silvia

Anónimo dijo...

Qué bueno seguir buscando y encontrar a Dios asombrados! en la meditación. Es mi deseo para los que buscan.

Inés

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.