Seguidores

lunes, 11 de agosto de 2008

Una carta de Thomas Merton.


Un amigo, Joaquin, acaba de hacerme llegar una primicia: la correspondencia entre Thomas Merton y otro monje, Jean Leclercq. Les hago partícipes de este regalo cmpartiendo una de las cartas de Merton:




"2 de abril de 1965 :Discúlpeme por haber conservado durante tanto tiempo su ejemplar de la carta de San Pedro Damiano. Se lo devuelvo ya, junto con un par de ensayos nuevos. En uno de ellos, una mirada general no muy profunda sobre la vida eremítica, he utilizado esa carta, así como otros artículos suyos, a los que me refiero en notas a pie de página. Si Vd. tiene alguna sugerencia u observaciones se las agradecería mucho. Fue escrito antes de que yo viera el excelente “votum” de Dom Winandy sobre el estatuto canónico de los ermitaños. Fue preparado para la reunión de los especialistas que se está celebrando en New Melleray. No me permitieron asistir, por supuesto, y aunque durante algún tiempo se habló de tener aquí esa reunión, tampoco se autorizó eso. He desistido ya de comentar esta clase de cosas, e incluso renuncio a pensar mucho en ellas. He pedido permiso para responder a la invitación de Godfrey Diekmann para ir a Collegeville con todos Vds. en agosto. Por supuesto que me dijeron que no. Espero que la reunión tenga éxito y sea provechosa. ¿Podría Vd. pasar por aquí o algo semejante durante el tiempo que esté en América? Me sentiría muy feliz al poder verle, aunque no hay nada especial en curso, excepto que tengo esperanzas de vivir permanentemente en soledad si el Capítulo General no pone grandes obstáculos. De momento estoy durmiendo en la ermita y con frecuencia paso la mayor parte del día allí, pero aún soy maestro de novicios. Así, pues, aún tengo que emplear mucho tiempo en el noviciado.
El trabajo sobre el Concilio y monacato es necesariamente superficial, pues fue escrito para un volumen de estudios a imprimir en un colegio de Louisville.
El P. Charles Dumont me tiene haciendo crónicas sobre monacato no cristiano, etc., y me pregunto si me podría Vd. prestar un artículo que escribió Vd. sobre monacato en el Islam, a fin de resumirlo. Hay otro estudio sobre monacato y peregrinación en el Islam que ha sido publicado en Marruecos y que espero me lo envíen desde Toumliline, a no ser que tenga Vd. una copia y me la pueda dejar. Le quedaría muy agradecido si Vd. pudiera facilitarme, al menos, su artículo para la crónica. Aunque nunca conseguí permiso para ir a Japón, estoy reuniendo muchos libros sobre Zen provenientes de diversas fuentes y esto me proporcionará un material muy importante.
Esta carta le llevará a Vd. mis más cordiales deseos para Pascua, junto con mis oraciones. Ore también por mí y presente mis mejores recuerdos a todos aquellos hermanos míos que encuentre allá en Roma".

2 comentarios:

M. Jose dijo...

Es interesante esta carta. Me alegro de haberla leido.
Ya tengo en mis manos el Diario de Asia, bueno muy bueno.
Un abrazo
Jose

bobafett dijo...

he llegado a tu blog buscando un libro de Anselm Grun “Luchar y Amar” , me lo han recomendado , unos amigos de España pero ellos lo tienen en papel ( vaya tesoro !) pero yo estoy muy interesado en leerlo y quería saber si por casualidad , aunque sea de forma digital , sabes de donde pueda descargarlo . Te estaría muy agradecido . Por lo que he leído se notra que eres un ser muy espiritual y lo admiro .
Hace tiempo que emprendí ese camino también y este tipo de material es el que nutre , la comida del alma como le llamo yo .

Si sabes algo sobre ese libro , mandame un link o la información de donde lo pueda descargar a akepipi@gmail.com

Un abrazo desde Argentina y te agradezco el Blog que haces , hacen mucha falta en este mundo de hoy .

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.