Seguidores

jueves, 18 de septiembre de 2008

Amor y Tribulación.



"Mi vida se mide por mi amor a Dios, y este, a su vez, se mide por mi amor al más pequeno de Sus hijos. Y este amor no es benevolencia abstracta, sino que supone compartir su tribulación".


"La tribulación nos separa de las naderías en que nos consuminos y morimos. Por lo tanto, la tribulación nos da vida y la amamos, no por amor a la muerte, sino por amor a la vida".


Thomas Merton.


5 comentarios:

free international texting dijo...

when will you go online?

stock screener dijo...

im here because of few cents for you. just dropping by.

Anónimo dijo...

Cada frase que nos comparte de Merton contiene una posibilidad para ahondar en el sentido pleno de nuestra fe.
Emilio.

Anónimo dijo...

También Simone Weil tiene unos textos excelentes sobre la tribulación y la desdicha. No me gusta cuando se habla mucho de sufrimiento vinculado con la fe, pero ignorar que la cruz es parte de nuestra vida es absurdo.

inés dijo...

Gracias,estas palabras me dan ánimo en mi entrega de hoy por amor a Dios y a los más pequeños de sus hijos que encuentro por el camino.

Inés

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.