Seguidores

domingo, 18 de abril de 2010

¿ME AMAS?

El primer mandamiento cristiano dice que debemos amar a Dios sobre todas las cosas. Dios es siempre lo primero. Lo dice con hermosas palabras Deuteronomio 6, 4: “Ama a tu Dios con todo lo que piensas, con todo lo que eres y con todo lo que vales”. Dios es Todo, el único absoluto.
Pero, al contrario de lo que muchas veces hemos pensado, Dios no es rival de nadie, nuestro amor por Él no compite con nuestros otros amores. No tenemos que elegir entre el amor a Dios y nuestro amor a nuestros padres, amigos o parejas. El amor a Dios sustenta todos nuestros amores. Él nos ama en el amor que nos ofrecen nuestras semejantes, y viceversa; le amamos a Él cuando damos amor a nuestro alrededor.
El pasaje evangélico para este tercer domingo de Pascua nos deja escuchar un diálogo entre Jesús y Pedro; Pedro es el amor impulsivo y arrogante, el amor humano que se cree capaz de absolutos. Por eso Pedro debe aprender humildad, aprender que el amor humano es frágil e inconstante; lo importante es que no sea un amor de mentiras, o un amor falso, sino auténtico y verdadero.

Jesús lo sabe todo de nosotros, y así nos ama. No nos pide una perfección arrogante, sino un amor humilde y confiado. Así nos invita al seguimiento.

2 comentarios:

San dijo...

Tras leer tu hermosa reflexión, Manuel, queda anclado en el corazón ese interrogante tan directo con el que la titulas: ¿Me amas? Y, no sé por qué, ha venido a mi memoria un poema de Neruda, ese que comienza diciendo “Aquí te amo…”. Creo que así desearía responder a Cristo: Aquí te amo… amando.

ines dijo...

Para tener presente a TM copio este parrafito sobre lo comunitario del amor en nuestra vida cristiana:
...Y es en la comunidad donde Dios esta presente y se hace realidad a través de nuestro amor. Amor a Dios, amor al prójimo. Alabando a Dios conjuntamente, alabando a Dios individualmente. Buscando conjuntamente a Dios, buscando a Dios individualmente” (61).
"Los Manantiales de la contemplacion", TM.

La Iglesia es comunidad, sostenida por el amor de Dios. Pedro, la piedra, tuvo momentos en que fue "arena", estuvo hecho polvo, como cualquiera de nosotros, somos pecadores, somos gente muy amada por Jesús Nuestro Señor que nos regala su presencia en la Comunidad eclesial donde recibimos su perdón, el mejor de todos los regalos, es un super regalo! El perdón que nos ofrece Dios a través de Jesús nos vuelve más humildes y confiados.

Buena jornada, saludos,
ines

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.