Seguidores

miércoles, 9 de junio de 2010

COMENZANDO SIEMPRE...

«La raza humana empieza en cada hora. Es algo que olvidarnos
con demasiada facilidad ante la imponente realidad
de la vida pasada, de la llanada historia universal, del
hecho de que cada niño nace con una determinada disposición
de origen histórico, es decir, heredada de las riquezas
de toda la raza humana; y también nace en una determinada
situación de origen histórico, es decir, producida a partir
de las riquezas de los acontecimientos mundiales. Este
hecho no debe ensombrecer otro no menos importante, a
saber: que, a pesar de todo, en esta hora como en todas las
demás, lo que no ha sido invade la estructura de lo que es,
con diez mil rostros que nadie había visto antes, con diez
mil almas aún por crecer, pero dispuestas a hacerlo -un
acontecimiento creador como nunca lo hubo, la novedad
que surge, el poder potencial original-o Esta potencialidad,
que fluye sin control, aunque gran parte de ella se despilfarra,
es la realidad niño: este fenómeno de unicidad, que
va más allá del mero hecho de engendrar y nacer, es el don
de recomenzar una y otra vez».

Martin Buber.

3 comentarios:

Edit Liliana Ciotti dijo...

Cuanta verdad hay en éstas palabras.
Es la primera vez que logro verlo de ese modo.
Gracias por compartir éstos pensamientos tan sabios de nuestro querido Thomas Merton

San dijo...

Un precioso mensaje de esperanza en nuestra humanidad, en la siempre abierta puerta a un nuevo comienzo, sin determinismos que coarten cambios de rumbo, despertares al amanecer de una siempre nueva luz.
Manuel, has elegido un bello fragmento de este filósofo judío vienés que apostó por una antropología y teología dialogal, por una conexión y aproximación con el cristianismo, el islamismo y el budismo.

ines dijo...

"La raza humana empieza en cada hora".
Qué bueno que haya posibilidad de volver a empezar cada vez de nuevo.
"El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que nace del Espíritu"(Jn 3, 8)

El Misterio Pascual que podemos vivir cuando "morimos con Cristo para resucitar con Cristo": "hace nuevas todas las cosas", Dios nos sigue creando y redimiendo cada hora, cada instante, todo el tiempo.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.