Seguidores

lunes, 28 de julio de 2008

Henri Nouwen: un libro abierto.


Repasando una de las biografías de Henri Nouwen encontré este texto que me hizo pensar de inmediato en Thomas Merton, por las similitudes que entre ambos maestros espirituales se da respecto de la escritura y el lugar que ocupa en la plena revelación del misterio personal de cada uno. Ambos escribieron y compartieron sus diarios personales con sus lectores, ambos hicieron del escribir un ejercicio espiritual.

“Los libros de Henri Nouwen tratan cuestiones espirituales, como la oración y el ministerio sacerdotal, además de problemas más existenciales, como la soledad y la división entre ricos y pobres. Nouwen también estuvo escribiendo ininterrumpidamente la historia de su vida, ya fuera a través de la publicación de sus diarios o relatando sus experiencias espirituales. Incluso en sus libros acerca de cuestiones espirituales más amplias, la mayoría de los ejemplos que utilizaba procedían de su propia vida. La elección de este estilo de escritura le permitió no dejar nada en abstracto. Todo lo que decía lo llevaba a ras de tierra y lo hacía suyo, añadiéndole un toque personal. A medida que fue escribiendo cada vez más acerca de sus experiencias, sus decisiones y sus preocupaciones, su propia vida personal se convirtió en una parte importante de su mensaje. Los libros y la vida de Henri Nouwen se solapaban y entremezclaban constantemente. A la larga, su vida como escritor de libros espirituales acabó por ser un libro abierto, el cual podemos “leer” y del que podemos aprender extraordinariamente”.

“El amado de Dios. Biografía espiritual de Henri Nouwen.
Autor: Michael O´Laughlin.
Desclée De Brouwer.2006.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Son dos maestros en la vida espiritual, Nowen y Merton, "La montaña de los 7 círculos" es un libro excelente, se aprende mucho de la vida en general, leyéndolo y meditando algunas partes interesantes.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.