Seguidores

miércoles, 22 de septiembre de 2010

SINGULARIDAD Y PROBLEMATICIDAD DE HENRI NOUWEN 2

Singularidades:

a. Era una persona de singular sensibilidad, que ayudaba a la gente a sintonizar con su vida espiritual mediante la gracia que estaba implícita en sus propias dificultades. Nunca perdió la capacidad de asombrarse.

b. Poseía un don especial para la confesión. Todas las personas que sufrían eran importantes para él. Por su medio las personas experimentaban abundantemente la gracia de Dios.

c. Aunque bebió de fuentes espirituales sumamente ricas y variadas, su contemplación nacía de su gran conflicto interior.

d. Hizo de la escritura una disciplina espiritual, un modo de oración, y una fuente de salud para sus lectores. Tenía una enorme capacidad para escribir de lo íntimo del alma, y conectar con las experiencias de los demás.

e. Buscaba constantemente modos de encontrar a Dios en nuevas y apasionantes situaciones. Estaba siempre buscando modos más imaginativos de “captar el misterio” con palabras.

f. Tenía un aspecto desmañado y ascético, utilizaba su cuerpo, mediante una gran teatralidad, para comunicar su mensaje espiritual.

g. Era de las propias heridas de Nouwen, de donde brotaba su caudal sanador.

h. Sentía un apasionado interés por las cuestiones relativas a la paz y la justicia social y se esforzó por tender un puente entre la oración y la pacificación, la espiritualidad y la política, la contemplación y la acción. Desarrollo un ministerio espiritual entre los presos por desobediencia civil.

i. Tenía mucho don para la enseñanza; solía utilizar historias del en sus charlas. Dejó su impronta en sus alumnos, que sabían que con él, más que una clase, recibían una experiencia espiritual.

j. Era una figura socialmente imprevisible; ir en coche, cuando él conducía era un acto de fe. Siempre hacía las cosas a su modo. Poseía un don especial para la amistad.

1 comentario:

San dijo...

Nos continúas haciendo un estupendo compendio de las claves de la personalidad de Nouwen, Manuel.
Me parece muy significativa la pintura que elige Ford para portada de su biografía, “La noche estrellada”, de Van Gogh. Nouwen sentía especial predilección por el artista impresionista, y sintonía con su obra. Y creo que este lienzo, en especial, es una magnífica aproximación pictórica al universo personal de Nouwen: torbellino de color y batalla de fuerzas contrapuestas, de luminosidad y sombras. Conexión de pincelada abierta y corazón.
Un hombre auténtico que conecta de forma especial con la gente, introduciendo a Dios en la vida, haciéndolo abrazo personal, amoroso e íntimo para cada ser humano.
Excelente, por cierto, el trabajo de Ford.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.