Seguidores

lunes, 27 de septiembre de 2010

MERTON HABLA DE...Luis MASSIGNON

“Louis Massignon es un hombre de rara e importante vocación: el diálogo con el Islam. No un diálogo bien arreglado, con tazas de té o en la TV, sino el diálogo como compasión, sustitución, identificación, el asumir sobre sí mismo los defectos de lo que “los nuestros” les han hecho, sabiéndolo o no, a “ellos”, sea en África del Norte, o en el Próximo Oriente, o en otro sitio.
Mejor que nadie, Massignon entiende la peculiar arrogancia de un apostolado que sin tratar de entender en profundidad el significado del Tawhid, se lanza sobre la fe del musulmán con la acusación de que es inferior, pidiéndole que traiciones a su suprema concepción de la pureza y la unidad de Dios el Santo, a cambio de lo que afirmamos que es más santo. El musulmán piensa que tratamos de poner otra cosa en el lugar del Dios único y de convencerle de que el Dios Único todavía no es bastante santo. No es extraño que no traicione a una verdad por la cual, después de todo, nosotros mismos deberíamos morir” (137).

“He esperado una oportunidad de decir misa por Louis Massignon y por su proyecto para muchachos africanos, bajo el patronato del Beato Carlos Lwanga. De modo curioso y casi arbitrariamente el 3 de junio, y solo hoy descubrí por casualidad que el 3 de junio es la Fiesta de los Mártires de Uganda (entre ellos, el Beato Carlos Lwanga). Mientras, Louis Massignon me escribe que la no violencia recibe burlas en París y la jerarquía se opone a ella” (138).

"Conjeturas..."

1 comentario:

San dijo...

Massignon, gran islamólogo del XX, fue uno de los asiduos participantes en las reuniones del grupo Eranos, fundado por Jung, en el que también participaba (lo comenté en otra entrada) Dürckheim. Los coloquios de ese círculo no debían tener desperdicio, de los que no me importaría asistir y dedicarles varios días…
Creo muy importante la propuesta de una coexistencia étnica y religiosa pacífica, y una acogida al diferente (incluido el diferente credo) sin deseo, ni intento, de cambiarlo. Nunca es demasía todo lo que se haga, diga y escriba para hacer real el diálogo entre judíos y palestinos, cristianos y musulmanes.
TM deja muy clara su adhesión y reconocimiento a la figura y actuación de Massignon. Mentes abiertas y flexibles que proponen el encuentro y la aceptación de otras formas de entender y vivir lo divino y lo humano, la vida y el mundo.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.