Seguidores

viernes, 8 de marzo de 2013

ANTES DE QUE ARDA EL MUNDO...

"Antes o después el mundo debe arder, y todas las cosas en él: todos los libros, el claustro junto con el burdel, Fra Angélico junto con los anuncios de Lucky Strike. Antes o después todo será consumido por el fuego y no quedará nadie, porque para entonces el último hombre del universo habrá descubierto la bomba capaz de destruir el universo y habrá sido capáz de destruir el universo y habrá sido incapaz de resistir la tentación de lanzarla y acabar cuanto antes.
 Y aquí estoy yo sentado escribiendo un diario.
 Pero el Amor ríe ante el fin del mundo, porque el Amor es la puerta de la eternidad, y quien ama está jugando a la entrada de la eternidad, y antes de que nada suceda, el Amor le habrá hecho cruzar el umbral y habrá cerrado la puerta, y no le preocupará que arda el mundo, porque no sabrá más que del Amor".

Thomas MERTON, 10 de octubre de 1948
"El signo de Jonás"

1 comentario:

Sol dijo...

Precisamente por amor, el mundo no debe arder. Ni exterminio fulminante de una bomba, ni destrucción más lenta por la irresponsabilidad humana. "Fuego he venido a traer a la tierra y qué quiero, sino que arda", es la llamada al amor a todo, y a todos, no al exterminio que vamos cada dia lentamente provocando. Sí, nos preocupa que arda el mundo. No podemos cruzar el umbral sin el mundo en nuestras manos. Eso es también saber de amor.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.