Seguidores

martes, 3 de septiembre de 2013

TRANSFORMACIÓN

"El abad Lot fue a ver al abad José y le dijo:
Padre, en la medida en que soy capaz, observo mi pequeña regla, mi pequeño ayuno, mi oración, meditación y silencio contemplativo;  y, según lo que  soy capaz, trato de limpiar mi alma de pensamientos. Y le pregunto: ¿Qué más debería hacer?
En respuesta, el anciano se levantó y alzó sus manos al cielo, y sus dedos fueron como diez lámparas de fuego. 
Y dijo: ¿Por qué no te has transformado ya completamente en fuego?".

(Thomas Merton, La sabiduría del desierto).


No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.