Seguidores

sábado, 14 de marzo de 2009

TESTIGOS.


Roger de Taizé. Vivió entre 1915 y 2005. Teólogo protestante nacido en Suiza, fue padre fundador y prior de la comunidad ecuménica de Taizé. Su búsqueda espiritual lo llevó a retirarse en plena Guerra Mundial, cuando tenía 25 años, a una pequeña ciudad para comenzar allí una singular experiencia monástica. Promovió la vida en comunidad y se consagró a trabajar por la reconciliación de los cristianos. A propósito de su vocación dijo una vez:


"En nuestra existencia no son los dones notorios o las grandes capacidades las que nos permiten ser creadores con Dios También ha partir de la prueba puede nacer un gran impulso de vida".

"Cuanto más un creyente quiere vivir el absoluto de Dios, más debe insertarse en el absoluto de la miseria humana".


El Hno Roger dejó algunos escritos, sencillos y breves, en los que compartía sus sueños de una comunidad evangélica y evangelizadora desde el perdón y la fraternidad. El descubrió el amor de Dios para cada ser humano, confesaba sin verguenza sus propios límites, miedos y dificultades, y apuntaba:

"Sólo podemos construir a partir de lo que somos, con nuestros límites y fragilidades".


Durante su larga vida, nunca dejó de buscar.

1 comentario:

SAN dijo...

Llevo en mi agenda una frase suya, preciosa, coherente:
"Dios sólo puede amar. Por tanto, ama y dilo con tu vida".

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.