Seguidores

sábado, 1 de marzo de 2014

CONTEMPLACIÓN Y SIMPLICIDAD

"La contemplación no sólo es real, sino que he insistido en su simplicidad, sobriedad y humildad, y en su integración a la vida cristiana normal... La experiencia mística sobrenatural es, al menos teóricamente, posible en todas partes y está al alcance de cualquier persona de buena conciencia que busque la verdad sinceramente y que responda a las inspiraciones de la gracia divina. No hay que exagerar ni distorsionar o revestir de una apariencia grandiosa el hecho contemplativo. Este es algo esencialmente sencillo y humilde".

"Nadie debería albergar la menor aspiración contemplativa si no está dispuesto a asumir, antes que nada, las labores y obligaciones normales de la vida moral. La contemplación no es una especie de atajo mágico y facilón para acceder a la felicidad y a la perfección. Y con todo,puesto que nos pone en contacto con Dios en una relación yo-tú de amistad vivida misteriosamente, necesariamente conlleva la paz que Cristo prometió y que "el mundo no puede dar". El contemplativo es aquel que ha encontrado lo que todo el mundo busca de una u otra forma".

Thomas Merton

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.