Seguidores

viernes, 28 de marzo de 2014

SEMILLAS QUE ESPERAN...

“La semilla de la vida de perfección se planta en cada alma cristiana en el bautismo, pero la semilla tiene que crecer y desarrollarse antes de recogerse la cosecha. Sin embargo, hay miles de cristianos que pueblan la faz de la tierra llevando en sus cuerpos al Dios infinito a quien, prácticamente, desconocen.
Las semillas de contemplación y de santidad han sido plantadas en estas almas, pero sólo están ahí inmóviles, no germinan ni crecen; en otras palabras, la gracia santificante se encuentra en la esencia de sus almas, pero éstas nunca rebosan de ella de modo que las inflame, las empape y tome posesión de sus facultades, de su intelecto y de su voluntad”. 

Thomas Merton
Meditación y contemplación

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.