Seguidores

martes, 11 de diciembre de 2012

MÍSTICOS 2

"El místico y el espiritual que en nuestros días se muestren
indiferentes a los problemas de sus prójimos, que no están
plenamente capacitados para hacer frente a esos problemas,
se verán también inevitablemente involucrados en la
misma ruina. Sufrirán las mismas decepciones, se verán implicados
en los mismos crímenes. Irán a la ruina con la misma
ceguera y la misma insensibilidad a la presencia del mal.
Estarán sordos a la voz que clama en el desierto, porque habrán
escuchado otra voz distinta, más reconfortante, de su
propia cosecha. Este es el castigo de una actitud evasiva y
autocomplaciente".

THOMAS MERTON

1 comentario:

Manuel dijo...

También los religiosos contemplativos y enclaustrados
o tal vez especialmente ellos necesitan ser sensibles a los
profundos problemas del mundo contemporáneo. Lo cual no
significa que deban abandonar su soledad y comprometerse
en la lucha y la confusión, ya que con toda seguridad en este
terreno serían mucho menos útiles que en su claustro. Los
religiosos contemplativos deben preservar su perspectiva
única, que únicamente la soledad puede darles, y desde su
posición ventajosa deben comprender la angustia del mundo
y compartirla a su manera… (TM)

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.