Seguidores

viernes, 7 de septiembre de 2007

Poesía de TM.


Hace un tiempo publicamos algunos apuntes sobre la poesía de Thomas Merton, a partir de la lectura de una tesis doctoral de Sonia Petisco, comentando que era bien poco lo que sabíamos sobre este tema. Algunos amigos me han pedido que siga tratando acerca de este tema, pero de una forma más sencilla y elemental para que pueda resultar más comprensible. No creo que lo publicado antes fuera muy complicado, aunque tal vez algo extenso y sin matizar. En fin, que por eso aquí les va la lista de los textos poéticos fundamentales de Merton, según la división que hace Sonia Petisco en su tesis doctoral, para que tengan una visión general del tema.

Primeros libros de poemas: Fuga Mundi y abandono en Cristo
Early Poems (1940-1942)
Thirty Poems (1944)
A Man in the Divided Sea (1946)
Figures for an Apocalypse (1948)
The Tears of the Blind Lions (1949)

De la soledad a la solidaridad: Etapa de transición
The Strange Islands (1957)
Original Child Bomb (1962)
Emblems of a Season of Fury (1963)

Últimos antipoemas: Hacia una geografía del espíritu
Cables to the Ace (1968)
The Geography of Lograire (1968)


En sus conclusiones escribe Sonia Petisco:
“La trayectoria poética de Thomas Merton en la que se ha centrado nuestro estudio, desde 1940 con la publicación de Early Poems hasta 1968 con The Geography of
Lograire, nos ha permitido verificar que el gran móvil de todo su planteamiento
ontológico y religioso es precisamente su aspiración a la Palabra. En ella proyecta,
orienta y administra su propia imagen literaria y humana.
Si en un principio vivió un profundo conflicto entre su vocación contemplativa y su
experiencia literaria, entre el silencio y la pregunta, pronto superaría estas tensiones,
esta dualidad, este cruce de caminos de sentirse confinado en unas fronteras que sin
embargo llevarían dentro de sí un amplio carácter de universalidad. Frente a este
sentimiento de disolución contrapone el espíritu de creación, el apetito de la vida por
afirmarse en sí misma, como si las fuerzas del espíritu bañadas en las aguas de la
escritura nos trascendieran y nos salvaran.
Desde esta perspectiva, tan antigua y tan nueva, Merton vuelve una y otra vez a las
fuentes de Gerard Manley Hopkins o William Blake, reconociendo en la plenitud
poética no sólo un mero índice de lo sagrado, una búsqueda cognoscitiva, sino también
uno de los más poderosos instrumentos de subversión y crítica; su voz se alza, así,
intempestiva y liberadora en sus hipótesis y evocaciones, metáforas y correspondencias”.

No hay comentarios:

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.