Seguidores

domingo, 8 de junio de 2008

Traerle humano.


Escribe Teresa en su muy citado capítulo 22 del LIBRO DE LA VIDA, hablando de la Humanidad de Cristo, esencial en la oración del místico: "Es gran cosa, mientras vivimos y somos humanos, traerle humano".


Línea humanista que enlaza a Santa Teresa con Thomas Merton, por citar a mis dos grandes maestros espirituales.

Pienso en una Iglesia más comprensiva con lo humano, y más humana, que no desprecie la corporalidad.

Pienso en un ser cristiano para ser plenamente humano.

Estos santos y maestros humanísimos nos ayudan a purificar lo inhumano y antihumano que hay en nosotros.

Los tres términos claves para mí: santidad, comunidad y lenguaje, pasan en Teresa y en Thomas Merton por un tamiz humanizador.


Escribe Carlos Carreto:

"También el ser humano es un absoluto y debes buscarlo, amarlo, servirlo, como buscas, amas y sirves a Dios".

1 comentario:

Anónimo dijo...

De este tema se escribe mucho, o tal vez se escribía mucho hace un tiempo atrás, pero hoy parece necesario insistir de nuevo en él, pues ciertos fundamentalismos y la influencia del pensamiento postmoderno, parecen querer espiritualizar en demasía y olvidan de nuevo al hombre.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.