Seguidores

sábado, 14 de junio de 2008

Leer la Biblia.


Entre los libros de Thomas Merton que están disponibles en español quiero sugerirles en esta ocasión uno publicado hace unos años por la editorial ONIRO, y que lleva el título de “Leer la Biblia”. (“Opening The Bible”). Es un libro sencillo, de apenas 127 páginas, pero sumamente interesante como motivación para acercarse a la Biblia de una manera diferente, pues con pasión y sentido crítico Merton nos lleva de la mano hasta los umbrales de un texto fundamental de la cultura universal. Todas las objeciones que se hacen habitualmente a la Biblia están contempladas y consideradas, y además analizadas desde la perspectiva de quien es un indiscutible maestro espiritual.
Como motivación a la lectura les comparto algunos pasajes de este libro:

“Para la mayoría de las personas, la comprensión de la Biblia es, y debería ser, una lucha: no simplemente para encontrar sentidos que pueden comprobarse en libros de consulta, sino sobre todo para aceptar personalmente el fuerte escándalo y la contradicción en la misma Biblia. Nuestro objetivo no debería ser simplemente eliminar esas contradicciones, sino más bien utilizarlas como vías de acceso al paradójico y extraño mundo de significados y experiencias que, aunque no formen ya parte de nuestro horizonte actual, a menudo siguen siendo extremada y misteriosamente relevantes para nosotros”.

“La Biblia es el libro de todos y cada uno, y el no creyente puede demostrar que es capaz, como cualquier otro, de encontrar en ella aspectos nuevos que el creyente haría muy bien en tomar en serio”.

“Toda lectura seria de la Biblia entraña implicación personal en la misma, y no un simple asentimiento intelectual a determinadas proposiciones abstractas. Y la implicación resulta peligrosa, porque le expone a uno a conclusiones imprevistas. Todos sabemos instintivamente lo peligroso que resulta dejarse implicar en la Biblia. El libro nos juzga, o parece que nos juzga, en términos que, a primera vista al menos, podrían parecen inaceptables para nosotros”.

“”Dejarse implicar en la Biblia no significa simple y llanamente aceptar lo que en ella se dice sin el mínimo gesto de dificultad. Al mismo tiempo significa estar dispuesto a discutir y a defenderse, con la condición de que, si se demuestra que realmente estamos equivocados, terminemos admitiéndolo. La Biblia prefiere un desacuerdo sincero antes que una sumisión fingida”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy a propósito para estos días en que se ha dado a conocer el documento de trabajo del próximo sínodo sobre la Palabra, la Escritura, en la Iglesia. Buscaré este libro de Merton para leerlo, y aprovecharme de su enseñanza.
Gracias, padre Manuel.

Ser parte de todo...

¡Oh Dios! Somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros Tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plenamente, totalmente, te aceptamos a Ti y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, nuestro espíritu está enraizado en tu Espíritu. Llénanos, pues, de amor y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo, y que te hace testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor vence siempre. El amor es victorioso. AMÉN.
-Thomas Merton-

Para intercambiar comentarios sobre Thomas Merton y otros maestros contemporaneos del espíritu.